El 45% del mercado de TV por suscripción queda libre y en la incertidumbre

// Banca y Negocios @bancaynegocios

El 45% del mercado de TV por suscripción queda libre y en la incertidumbre



Una imagen habitual en los cerros es la de las humildes viviendas de ladrillo en las que seguramente falta el agua o la nevera está casi vacía, pero en las que una antena en el techo sintoniza la televisión por satélite.

Sin embargo, en medio de una pandemia que aqueja al país desde el 17 de marzo, se da a conocer la repentina decisión de AT&T, la mayor empresa de televisión por suscripción de Venezuela, de cerrar sus operaciones casi de manera forzada por las sanciones aplicadas por EE.UU al gobierno de Nicolás Maduro, que ya venía amenazada a inicios de año por la cúpula estatal.

De acuerdo con las estadísticas de Conatel, al cierre del primer semestre de 2019 Directv contaba con 1,99 millones de suscriptores, lo que representa 45,3% del mercado de televisión por suscripción del país.

La decisión de AT&T figuraba como la última en tomarse, lo que significaría suprimir 600 puestos de trabajo, además de dejar a medio país sin señal televisiva.

Expertos en el asunto señalan que la corporación estaba entre la espada y la pared, toda vez que las sanciones impuestas por Estados Unidos en contra de la administración de Maduro obligaba a sacar del aire a Globovisión y PDVSA TV, lo que de haberse ejecutado inmediatamente hubiese significado el cierre de la señal por parte de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel).

Al respecto, fuentes internas de DirecTV señalan que ni siquiera los altos ejecutivos estaban al tanto de la medida, pues se tenía como el último recurso a tomar. Señalan además que el personal fue liquidado este mismo 19 de mayo.

«Estamos hablando de más de dos millones de hogares y cerca de 10 millones de venezolanos que no podrá informarse de lo que está pasando, porque muchos de ellos puede que no tengan un teléfono inteligente para acceder a twitter o whatsapp, pero sí tienen DirecTV y esa es la forma no solo de entretenerse sino de informarse», afirmó el periodista William Peña, especialista en telecomunicaciones y tecnología.

Señala Peña que las consecuencias de esta decisión van más allá de la simple oferta de entretenimiento e información, tomando en cuenta que la televisión es la plataforma preferida por el gobierno para hacer llegar sus mensajes (la llamada hegemonía comunicacional), además de servir en estos momentos como sustento de las clases a distancia que intentan salvar el año escolar, interrumpido hace dos meses por la cuarentena preventiva por el coronavirus.

En el momento de mayor auge durante el derroche de petrodólares en tiempos de Hugo Chávez, Venezuela llegó a representar más de 20% de las ganancias totales de la corporación en la América Latina de habla castellana, lo que ubicó al país como a la cabeza de las prioridades de la corporación en la región, incluso por encima de México y Argentina.

Hoy, la empresa solo representaba 1% del volumen de negocios para la corporación, lo que se traduce en que Venezuela pasó a ser un país prácticamente insignificante para la empresa, por lo que cerrar operaciones no representa ninguna pérdida.

De hecho, repercute en mejorar sus balances fiscales, toda vez que ante la imposibilidad de repatriar capitales la filial venezolana dejó de aportar unos 40 millones de dólares a las arcas corporativas, y aunque parte de ese dinero fue utilizado en la adquisición de bienes inmuebles (la sede la empresa en el centro comercial Paseo Las Mercedes, por ejemplo, donde ocupa todo un piso), las pérdidas fueron sustanciales.

Técnicamente hablando, para Fran Monroy Monret, periodista especializado en telecomunicaciones e informática, no tendría sentido cambiar tarjetas o reiniciar el decodificador para restablecer la señal de DirecTV en Venezuela.

Monroy explicó que aún se desconoce cómo serán los mecanismos para atender los reclamos de servicios postpagos y prepagos. Insinuó que hay una cierta posibilidad de que regresen el dinero, pero se desconocen declaraciones oficiales sobre este argumento.

En un voice difundido por Monroy, desmintió que DirecTV transmitirá desde Colombia, ya que no existe un centro de transmisión en ese país que provee a Venezuela.

Te podría interesar también