El banco alemán Deutsche Bank se quedará con 90 toneladas de oro venezolano, luego de que el gobierno dejara vencer una operación de canje con el metal a principios de mes. La transacción se pactó en 2016 por $1.700 millones, los cuales el país no canceló a tiempo.

Venezuela recibirá $400 millones por exceso de la garantía, lo que podría ayudarle con los próximos pagos que tiene pendiente por vencimiento de capital e intereses de bonos.

El diputado de la Asamblea Nacional Rafael Guzmán, aseguró, citando fuentes del Banco Central de Venezuela, que la decisión de no renovar el canje vino del Deutsche Bank, pues esta institución está protegiendo su reputación para evitar que se le vea como un financista del gobierno de Nicolás Maduro. Ante esta situación Venezuela no pagó los $1.700 millones para recuperar el oro en garantía porque todo el dinero que se tiene ahora es para cancelar deuda en bonos, dijo Guzmán.

Ni el Deutsche Bank ni el gobierno venezolano han comentado la información que se conoció ayer, también a través de la Asamblea Nacional.

La firma REDD Latam reseña que Deutsche Bank reportó el swap en 2016 y al mismo tiempo, datos de aduana registraron un movimiento de 90 toneladas de “oro no monetario” de Venezuela a Suiza.

Petróleos de Venezuela y la República están usando el periodo de gracia para la cancelación de cuatro bonos cuyos cupones vencieron a mediados de mes. REDD Latam reitera lo dicho por analistas del mercado que el gobierno pareciera estarse concentrando en los pagos de cupones y capital de los papeles 2020 y 2017 que no tienen periodo de gracia y que juntos suman más de $2.000 millones.

Comentarios