Chile a la expectativa de los cambios que anunciará el presidente Piñera

// AFP

Chile a la expectativa de los cambios que anunciará el presidente Piñera



Chile se encuentra a la expectativa de que el presidente Sebastián Piñera levante el estado de emergencia y anuncie cambios en sus políticas tras la ola de manifestaciones que dejaron 20 muertos y más de 2 mil heridos.

Se espera que Piñera anuncie a la medianoche el fin del estado de emergencia y el retiro de los militares de las calles de Santiago y otras ciudades del país.

Asimismo, tras pedir la renuncia a todo su gabinete, el mandatario debe anunciar los cambios que hará en su gobierno, fuertemente cuestionado por falta de empatía para hacer frente a las demandas sociales.

Mientras se esperan los anuncios, un millar de ciclistas se congregó en el frontis del palacio para gritar a coro: «Piñera, escucha: ándate a la ‘chucha’ (vete al diablo)».

Y en el parque O’Higgins de Santiago, miles se congregaban también para un masivo acto cultural, denominado «El derecho de vivir en paz», en alusión a una célebre canción de Víctor Jara, el folklorista asesinado por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), que se ha vuelto a escuchar con fuerza durante las masivas manifestaciones de la última semana.

Se espera que los anuncios complementen el paquete de medidas que anunció el mandatario a mediados de la semana pasada, que incluyeron un aumento del 20% en las pensiones básicas, el incremento de los impuestos a los más ricos y una disminución en el número de parlamentarios, y que muchos chilenos consideraron insuficiente.

«Desde hace más de 30 años que la clase política de este país, incluyo a todos los políticos de todas las tendencias, no han sido capaces de solucionar los problemas reales de la gente, que son la educación, la salud y la previsión, porque nuestros jubilados reciben pensiones miserables», dijo Carlos Vial, un oficial del Ejército retirado de 63 años.

Este domingo, cientos de voluntarios volvieron a salir a limpiar la ciudad. Unos pintaban los muros de la ciudad, mientras otros barrían los escombros quemados y vidrios rotos que quedaron en estaciones del metro y en las esquinas por las barricada que se levantaron durante las protestas en la semana.

Te podría interesar también