Caraqueños ajustan presupuestos de crisis para conservar tradiciones navideñas

// Por: Kevin Hernández / IG: @soykevinhernandez

Caraqueños ajustan presupuestos de crisis para conservar tradiciones navideñas



Cuando solo restan pocos días para las celebraciones navideñas, los caraqueños parecen divididos en torno a si es posible o no festejar con satisfacción en medio de la acuciante crisis que atraviesa Venezuela y que ha llevado a muchos a evitar el «lujo» de una celebración. Claro, cada quien conforme a su poder adquisitivo. 

El fin de año como la navidad son momentos propicios para reunirse en familia y en amistades; y el momento más sublime es la cena navideña. Por tanto, en muchos hogares hacen esfuerzos para no perder las tradiciones navideñas como el consumo de platos típicos; como hallacas, ensalada de gallina, pan de jamón y, en algunos casos, panettones.

En el caso de las tradicionales hallacas, los costos en ingredientes sobrepasan por mucho el monto del salario mínimo mensual estipulado en 150.000 (6,38$). En los sectores populares los precios varían en los puestos de venta informal y en los restaurantes, entre los 2 y los 10 dólares por hallaca.

Cabe recordar que este plato típico está hecho a base de una harina de maíz precocida y rellenas con un guiso que incluye carne de res, cerdo y pollo, y aliños como pimentón, aceitunas, alcaparras, cebollas y pasas, todo envuelto en hojas de plátano.

Para elaborar el elemento central, la masa, una familia debe destinar aproximadamente Bs.80.000, pues solo el precio de la harina de maíz precocida varía entre Bs.36.000 y Bs.40.000; según pudo constatar Banca y Negocios durante un recorrido realizado por diversos mercados de Caracas. A ello habría que sumarle el monto invertido en la compra del aceite (y/o tocino), además del onoto para colorear la masa, con un precio que ronda más de Bs.100.000 el kilo.

A diferencia de otros años, cuando la mayoría de los ingredientes del plato típico escaseaban, ya para finales de 2019, los supermercados y mercados populares tienen disponibles todo lo necesario, incluyendo productos importados.

En cuanto al envoltorio, un paquete de hojas de plátano para 50 hallacas puede costar entre Bs.80.000 a Bs.100.000 el paquete. Los rollos pabilo se sitúan sobre los Bs.35.000 y el vino de cocina -que no es precisamente el de mejor calidad- se encuentra cerca de los Bs.300.000.

Al detallar la lista de ingredientes que conforman el guiso; los costos continúan incrementándose. Los precios por kilogramo de aceitunas, pasas y alcaparras no bajan de Bs.240.000 y pueden llegar a los Bs.350.000, mientras que la carne de res, el cochino y el pollo tienen un precio por kilogramo que oscila entre Bs.100.000 y Bs.180.000.

Productos como ají dulce, cebollín, tomate, ajo, cebolla, ajo porro, céleri, perejil, cilantro y pimentón tienen precios que varían entre Bs.30.000 (como es el caso del cebollín) hasta los Bs.90.000 bolívares, valor al que puede llegar un kilo de pimentón.

En concreto, preparar aproximadamente 50 unidades de este plato típico navideño equivaldría para el venezolano, un gasto que varía entre 700.000 y 900.000 bolívares (entre $40 y $50), como presupuesto mínimo, ya que el gasto va a depender del sitio de compra, la disponibilidad de los productos, que es irregular, y otros factores. La prácticamente totalidad de estos precios están dolarizados.

Entre otros platos que acostumbra servir el venezolano en su mesa, no se descarta la elaboración de la ensalada de gallina. Su preparación requiere de cinco ingredientes con precios relativamente económicos; papas (Bs. 20.000 por kilo), pollo (Bs. 70.000 como mínimo), zanahorias (Bs. 22.000), mostaza (Bs. 20.000) y mayonesa (Bs.65.000).

Un postre asociado a la navidad, pese a no ser de origen venezolano, es el panettone. Dependiendo de si es de origen nacional o extranjero, tamaño y marca, puede valer desde Bs.80.000 hasta Bs.350.000 los rellenos de cremas de diversos sabores. Asimismo, los turrones se hallan en el mercado alrededor de Bs.150.000 o 10$ dependiendo del tamaño o marca; las nueces se consiguen en un mínimo de Bs.200.000 y las almendras vislumbran el millón de bolívares.

En cuanto a frutas, los precios del durazno rozan los Bs.400.000 y de las uvas pueden alcanzar los Bs.700.000 el kilogramo. Difícil seguir el rito de las 12 uvas de Año Nuevo.

Comerciantes consultados en diversos mercados de Caracas señalan que han visto una disminución en la demanda respecto a otros tiempos decembrinos. Aunque observan un nivel aparente de entusiasmo por adquirir los ingredientes esenciales para elaborar los platos navideños.

– «No parece diciembre» –

Valesca Bentacourt, comerciante del Mercado de Chacao, indicó a Banca y Negocios que «por las ventas no parece que fuera diciembre». «Las personas han venido surtiéndose desde hace meses comprando por gramos, pero las ventas de antes por kilo, ya no se ven», expresó.

Otros comerciantes indicaron que la situación es peor que el año pasado y en la medida que pasan los días «se pone más rudo».

Antonio Hernández, quien se encontraba en el mercado de Chacao, expresó que los precios se han estabilizado respecto a otros períodos, pero no descarta que haya mucha variación en los productos importados, que son la mayoría, en función del comportamiento del dólar en el mercado de divisas.

Con todo, esta Navidad será para la mayoría de los venezolanos, sinónimo de austeridad y esfuerzo, pues llegará arropada por una espiral hiperinflacionaria, con un índice de precios que cerrará 2019 cerca de 10.000% según se desprende de las cifras del Parlamento venezolano.

Sin embargo, pese a las dificultades, los venezolanos se reinventan y desarrollan diferentes estrategias para ser capaces de poner en sus mesas los platos tradicionales.

Utilizar los ingredientes indispensables para elaborar las hallacas; elaborar en menor cantidad, o simplemente limitar el plato navideño a una sola hallaca, son algunas de las soluciones para una parte significativa de la población venezolana en estos tiempos de alta complejidad.

Te podría interesar también