Calculan pérdidas de $5.510 millones por apagones y racionamiento eléctrico

Banca y Negocios @bancaynegocios

Calculan pérdidas de $5.510 millones por apagones y racionamiento eléctrico

Los apagones que azotan a Venezuela desde el 7 de marzo y el plan de racionamiento eléctrico que implanta el gobierno de Nicolás Maduro ocasionarán pérdidas al país en 2019 por unos $5.510 millones o 6,38% del Producto Interno Bruto, según estimaciones de la firma de análisis económico Torino Economics.

Basándose en fuentes secundarias (principalmente datos de acceso a Internet) calculan que el segundo gran apagón, que inició el 25 de marzo, duró en promedio a escala nacional unas 76 horas. Esta interrupción fue seguida de tres suspensiones más cortas, que duraron hasta 6,3 horas en promedio. Esto suma 200 horas promedio sin servicio eléctrico o el equivalente a 8 días.

Los efectos de los cortes eléctricos en la actividad petrolera y de las empresas básicas, así como el racionamiento cuya duración podría extenderse más allá de los 30 días inicialmente planteados, son los factores que mayor peso hacen sobre el desempeño económico.

Los cálculos de Torino Economics incluyen algunas pérdidas permanentes. La primera de ellas es el resultado de las obstrucciones en el sistema de ductos de la Faja del Orinoco, producto de que el petróleo pesado se solidificó dentro de ellos durante los períodos en los que no había servicio eléctrico, lo que ha resultado en un cuello de botella para la producción que se espera reduzca el bombeo de esos campos en 400 mil barriles diarios durante varios meses.

Otra gran pérdida contabilizada por la firma se produjo en la producción de aluminio de las empresas del Estado Alcasa y Venalum.

Solamente en el mes de marzo las pérdidas totales se ubican en unos $2.900 millones, lo que equivale a 3,3% del PIB. Sin embargo, el impacto no se detiene allí. “Desde nuestro punto de vista, los apagones son generados por los efectos de largo plazo de la mala administración y la poca inversión en la industria petrolera, a lo que ahora se suman las sanciones de Estados Unidos, los cuales han restringido directa o indirectamente el acceso a los combustibles y maquinaria necesaria como generadores y transformadores. Dado que estos factores siguen presentes, esperamos que los apagones continúen”, advierten los analistas de Torino Economics.

Por otra parte, calculan que el racionamiento producirá pérdidas por el orden de los $439 millones o 0,51% del PIB.

La firma advierte que dada la falta de información clara sobre las causas y efectos de los apagones, su análisis debe ser interpretado con precaución y sus cálculos considerados como un límite inferior de los efectos reales.

Te podría interesar también