Brasil se postula a la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Brasil se postula a la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo



La relación más estrecha de Brasil con Estados Unidos ha alentado al gobierno brasileño a considerar una candidatura a la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo, actualmente en manos del colombiano Luis Alberto Moreno. La evaluación es que el puesto de liderazgo del BID puede elevar al país a una posición de liderazgo en la región.

La política interna de los presidentes rotativos de bancos indica que los candidatos de Brasil o Argentina tienen más probabilidades de recibir un apoyo significativo en las elecciones de 2020. El gobierno brasileño estaba considerando la conveniencia de unirse a Argentina y apoyar a un candidato respaldado por Mauricio Macri, pero el reciente resultado electoral en el país vecino ha cambiado la imagen, indicó el periódico brasileño O Estado de Sao Paulo.

Influencia en la región

Con la sede del banco en Washington, la presidencia del BID finalmente se convierte en una representación de América Latina en la capital estadounidense. El presidente del banco es considerado un representante de toda la región para las discusiones sobre temas económicos y de desarrollo. Su posición se considera estratégica. Al considerar su propia candidatura, Brasil busca una oportunidad para desempeñar un «papel de liderazgo» en las discusiones de la región, incluso en asuntos como la integración física (a través de la infraestructura logística) y la energía.

El país aún se encuentra en el proceso de conversaciones internas para decidir sobre la rentabilidad de su propia candidatura y para movilizar a los principales líderes nacionales, incluido el presidente Jair Bolsonaro y el ministro de Economía, Paulo Guedes, para la campaña del presidente del BID. Como se trata de una negociación política, la búsqueda de apoyo por parte de los demás países miembros del banco debería dar lugar a asentimientos del gobierno brasileño, buscando una conciliación de intereses.

El nombre del candidato debe hacerse oficial 45 días antes de la disputa, pero la campaña requiere tiempo y viaje a las naciones que forman parte de la institución. También es necesario que el gobierno brasileño esté completamente convencido de que ese es un objetivo importante y ponga su capital político y diplomático para lograrlo.

La elección

Tradicionalmente, la reunión anual del banco es un momento en que la atención se centra en los nombres de los candidatos ya definidos. El próximo año, la reunión será en marzo en Barranquilla, Colombia. Brasil tendría hasta entonces, por lo tanto, para llegar a un consenso sobre el lanzamiento de su propia candidatura y la definición del nombre. El gobierno brasileño, por el momento, evita nombrar a aspirantes potenciales con el argumento de que es «muy cuidadoso de no quemar el comienzo». La evaluación es que aún es el momento de hacer factible la postulación y decidir la estrategia.

Sin embargo, en recientes visitas del gobierno a Washington, uno de los nombres citados en las reuniones internas, según las fuentes, fue la ex presidenta del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social Maria Silvia Bastos Marques. El BID aún no ha tenido una presidente.

Lea el reportaje completo de El Nacional aquí

Te podría interesar también