BDV podría liquidar consumos pendientes en Petros con bolívares pero pide esperar

// Banca y Negocios @bancaynegocios

BDV podría liquidar consumos pendientes en Petros con bolívares pero pide esperar



La plataforma Biopago del Banco de Venezuela permanece inactiva desde el pasado 3 de enero y aún no se reactiva. Comerciantes consultados por Banca y Negocios señalan que los mensajes que reciben de la institución es que se mantengan a la espera y que, posiblemente, las liquidaciones pendientes de consumos con el denominado PetroAguinaldo comenzarán a ser canceladas en bolívares, y no en el token gubernamental, como se había anunciado.

No hay explicación oficial sobre por qué la plataforma de pago con identificación biométrica del Banco de Venezuela permanece «en mantenimiento», mientras crece la deuda con los comercios afiliados que aceptaron Petros desde el pasado 27 de diciembre.

De acuerdo con la Superintendencia Nacional de Criptoactivos y Actividades Conexas (Sunacrip), 1.233.093 consumidores habían hecho compras con sus 30 dólares de PetroAguinaldo al 2 de enero, lo que significa un monto de consumos estimado en 36.992.790 dólares, que si fuesen liquidados a la tasa oficial de apertura de este miércoles 22 de enero, darían un monto de 2.716.398.326.239,2, bolívares.

Según los cálculos de Aristimuño Herrera & Asociados (AH&A), quedan pendientes aproximadamente 114 millones de dólares en consumos no realizados, porque los beneficiarios no pudieron hacer uso de los petros que le fueron acreditados en diciembre.

Esta situación ha generado una grave desconfianza en el nueva moneda estatal, cuya utilización está siendo impuesta a través de los diferentes organismos del Estado, aún cuando se han confrontado problemas de plataforma y la mayoría de los comerciantes con pasivos pendientes desde diciembre no se muestran dispuestos a recibir más el Petro.

Las fuentes consultadas indican que desde la gerencia del Banco de Venezuela se pide paciencia y se garantiza que se cumplirán los compromisos. El otro tema son los millones de empleados públicos y pensionados que conservan los petros sin poder cambiarlos, porque hasta ahora el ecosistema para el intercambio de la criptodivisa estatal es muy limitado.

Te podría interesar también