BCV condiciona recorte de encaje legal a estabilidad del dólar paralelo

Banca y Negocios @bancaynegocios

BCV condiciona recorte de encaje legal a estabilidad del dólar paralelo

Autoridades del Banco Central de Venezuela comunicaron a representantes de la banca nacional que no habrá flexibilización en el encaje legal hasta tanto no se estabilice la tasa de cambio en el mercado paralelo.

Las exigencias de encaje legal se mantendrán en 57% (ordinario) y en 100% (marginal), dijo a Banca y Negocios una fuente del sector financiero.

La banca solicitó al gobierno (BCV) flexibilizar el encaje que no solo compromete la viabilidad del negocio bancario, sino que asfixia al sector productivo del país que se ve imposibilitado de obtener créditos de la banca por la poca disponibilidad de recursos, tras la medida anunciada a finales del mes de enero.

En su momento, la administración de Nicolás Maduro indicó que con el encaje -instrumento de política monetaria- y el anclaje del Dicom -tipo de cambio oficial- en torno a Bs 3.300, se proponía «lograr la estabilidad cambiaria, monetaria y detener la hiperinflación».

De acuerdo con declaraciones de voceros del gobierno, los recursos para préstamos existentes en la banca eran utilizados para la compra de dólares en el mercado paralelo, lo que presionaba al alza su precio y en consecuencia el de los bienes y servicios de la economía.

La Asociación Bancaria de Venezuela envió una comunicación al BCV el 16 de abril, en la que señalan que es «necesario el cese completo de las extremas exigencias de encaje», pero plantean en lo inmediato una «flexibilización en el esquema de encaje legal vigente» estableciendo «un mecanismo que dé tratamiento preferencial, en términos de la normativa de encaje legal, a los financiamientos dirigidos a los sectores que participan en la producción, distribución y comercialización de bienes y servicios esenciales».

Pero la respuesta de las autoridades monetarias para ceder a la pretensión de la banca fue condicionada a la estabilidad del dólar paralelo, que luego de mantenerse a raya por efecto del encaje legal y los apagones masivos en marzo, comenzó a despegars en abril  hasta obligar al BCV -el lunes pasado- a elevar el ancla de la tasa Dicom de Bs 3.300 a Bs 5.200.

El gobierno insiste en mantener el encaje en los niveles actuales para restringir la liquidez bancaria. Sin embargo, en la práctica, la medida ya perdió el efecto sobre la contención del alza del dólar paralelo.

El economista Asdrúbal Oliveros, socio director de Ecoanalítica, días atrás, justificó el comportamiento de la siguiente manera en su cuenta de Twitter:

 

Pocos días después detalló que «al paralelo lo presiona un entorno hiperinflacionario, caída brutal de la producción petrolera que afecta el flujo de caja en $$, un déficit fiscal financiado en su totalidad vía expansión monetaria, una caída brutal de la oferta de ByS», indicó Oliveros.

Y añadió:

 

Este jueves 25 de abril el dólar paralelo cerró en Bs 5.389,22, de acuerdo con la página web DolarToday, una de las referencias en la economía venezolana para el precio de la moneda dura.

Te podría interesar también