BBVA: Estancamiento económico de México impacta a crédito y captación bancaria

// EFE

BBVA: Estancamiento económico de México impacta a crédito y captación bancaria



El estancamiento de la economía mexicana ha provocado una desaceleración en el crédito al sector privado y en la captación bancaria, advirtió este miércoles Carlos Serrano, economista jefe de BBVA México.

El crédito al sector privado no financiero creció 5,2 % en los primeros nueve meses del año, una tasa anual menor a la del 6,9 % registrada en la misma etapa del 2018, informó Serrano al presentar el informe «Situación Banca 2019».

«Esto es como consecuencia del menor dinamismo de la actividad económica. La economía este año prácticamente no va a crecer, ligando una desaceleración importante en el empleo, y todo esto se traduce en una desaceleración del crédito», explicó el especialista.

Del 5,2 % de crecimiento, el financiamiento a empresas representó 3,5 puntos porcentuales, por lo que este rubro fue el que «dio mayor impulso al crédito», detalló Serrano.

Aun así, el crédito a este sector creció a una tasa de 6,2 % en los primeros nueve meses del año, menor a la de 10,2 % del mismo lapso de 2018.

Por otro lado, el crédito al consumo creció 2,2 % en los primeros nueves meses del año, una décima menos que en igual periodo anterior, lo que el análisis de BBVA atribuye, en gran parte, a que el empleo formal creció apenas 2,1 % en el mismo lapso, con base en datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La desaceleración económica también ha afectado la captación bancaria, que aumentó en 3,7 % de enero a septiembre, 1,4 puntos porcentuales menos que en el mismo lapso del año pasado, pese a un contexto de bajas tasas de interés y de una recuperación de los salarios reales, apuntó Serrano.

«El efecto de un menor crecimiento económico contrarrestó estos dos efectos, de tal suerte que lo que hemos visto es una desaceleración en el crecimiento de los depósitos de la banca», comentó.

BBVA espera una recuperación económica para el próximo año, luego de prever un cierre del PIB de entre -0,2 % y 0,2 % para 2019, el mismo rango establecido por el Banco de México, según el informe «Situación México», presentado por el banco de origen español la semana pasada.

Como factores de incertidumbre externa para la economía mexicana del próximo año, el analista citó este miércoles la posible ratificación del nuevo Tratado comercial de México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y la desaceleración de la economía estadounidense, que este año crecería 2,3 % y el próximo 1,8 %, según el pronóstico de BBVA.

En el contexto nacional, el economista consideró importante que el Gobierno federal reanude la inversión privada en el sector energético.

«Eso reducirá notablemente la incertidumbre, aumentará el ánimo de inversión en los inversionistas, tanto locales como extranjeros. No solamente en el sector energético, sino en general. Es una señal que creemos que será positiva», señaló.

El economista jefe de BBVA rechazó «un aumento significativo» en el índice de morosidad para el próximo año, como advirtió la semana pasada un reporte de la agencia Moody’s, que también alertaba que la economía limitaría el crecimiento de los bancos.

Serrano argumentó que esta coyuntura de menor crecimiento toma a la banca mexicana en niveles de «muy alta fortaleza», pues es de los sistemas «más solventes» del mundo.

Te podría interesar también