Año escolar arranca con 89% de la infraestructura deteriorada y éxodo de 50% de los docentes

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Año escolar arranca con 89% de la infraestructura deteriorada y éxodo de 50% de los docentes



El año escolar 2019-2020, que comienza formalmente este lunes 16 de septiembre, abre con 89% de las infraestructuras en casi completo estado de deterioro, según la diputada Bolivia Suárez, presidenta de la Sub Comisión de Educación de la Asamblea Nacional.

La parlamentaria complementa el panorama desolador: «el 99% de las instituciones no tiene acceso a los servicios básicos como el agua y la electricidad. En 95% de los centros educativos no hay material didáctico, 91% no tiene útiles escolares en buenas condiciones, 89% no se cumple con el programa de alimentación».

A pesar que el presidente Nicolás Maduro ha garantizado que habrá suficiente dotación de uniformes, útiles y alimentos para sostener el sistema público de educación, Suárez señala que «de 27.000 instituciones educativas, el régimen va a dar un kit a 209 centros educativos que lo que tienen es pintura y brocha. No tomarán en cuenta la realidad que tiene cada institución. No hay baños, no hay bebederos, no hay absolutamente nada».

Por su parte, la también parlamentaria Amelia Belisario propone la declaratoria de una «Emergencia Educativa Compleja», porque, aparte de la situación precaria de la infraestructura, está un creciente déficit de personal docente. Según los cálculos que maneja la Sub Comisión de Educación de la Asamblea Nacional, cerca de 50% del personal docente se ha ido del país en los últimos cuatro años.

“Los maestros perdieron 180% de aumento salarial establecido en la Convención Colectiva que se firmó en marzo de 2018, con las incidencias en todos los beneficios contractuales, más la recurrencia. Además perdieron el bono vacacional sin los aumentos del 40% de octubre 2018, 60% de enero 2019, 40% de abril 2019 y 40% de julio 2019”, informó la diputada Belisario.

Suárez destacó que el año escolar 2018-2019 no cumplió con las expectativas ni con las horas de clases regulares, igualmente explicó que fue calificado como “el peor año de la historia al nivel educacional”. Sin embargo, aseguró que el año escolar 2019-2020 “va a ser peor porque no va a haber clases porque están preparando los ‘profesores exprés’, pero los representantes no van a permitir que ellos les dicten clases a sus hijos porque no tienen ningún tipo de conocimiento”.

– La lista cuesta más de 18 salarios mínimos –

Las diputadas advirtieron sobre un mayor ausentismo escolar en el período lectivo 2019-2020, porque las condiciones económicas precarias en las que viven las familias venezolanas impiden que se garantice la educación de las niñas y niños.

«En un grupo familiar con un salario mínimo no alcanza para comer un día y menos alcanzará para comprar útiles escolares y si los muchachos no tienen útiles escolares ¿cómo van a asistir a clases?”, se cuestionó Suárez.

Los cálculos del parlamento indican una lista de útiles básica cuesta más de 18 salarios mínimos, aproximadamente 720.000 bolívares que equivalen a 33,40 dólares al tipo de cambio oficial de este viernes 13 de septiembre, cuando el salario mínimo mensual, a la misma paridad, es de 1,86 dólares mensuales.

“Aquí no hay salario, aquí hay una asignación mensual que no alcanza ni para sobrevivir. En el caso de los docentes, es imposible que los profesores se incorporen a las aulas de clases. Es una gran incertidumbre porque al igual que los estudiantes, los profesores tampoco tienen como asistir a clases, no tienen como alimentarse o para pagar el pasaje, es imposible que paguen pasaje con el sueldo que tiene un educador que gane el sueldo mínimo.”, recalcó Suárez.

– Profesores «express» –

Un elemento especialmente polémico que incide sobre el inicio del año escolar es el plan del gobierno de Nicolás Maduro de convertir en docentes a jóvenes de la misión «Chamba Juvenil» y elementos de la Milicia Bolivariana, mediante la aplicación de un cursillo de 450 horas, sobre cuyo contenido no existe precisión alguna.

Según la Sub Comisión de Educación de la AN, la idea del gobierno es completar no menos de 30% de la nómina docente -afectada por una verdadera estampida emigratoria- con estos docentes de preparación rápida, quienes serían capacitados para enseñar materias básicas.

Lo cierto es que durante los últimos años, tanto en la educación pública como privada, los alumnos, en su mayoría, no cumplen con las exigencias académicas mínimas, a tal punto que obtienen títulos de bachiller sin haber cursado materias esenciales, por falta de docentes.

Las parlamentarias Suárez y Belisario coinciden en que los representantes no permitirán la incorporación de estos docentes llamados «express», porque afectan la ya deteriorada calidad de la educación que se imparte en el país.

Te podría interesar también