Torino: abrir Pdvsa al sector privado sería «inevitable» para saldar deuda en default

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Torino: abrir Pdvsa al sector privado sería «inevitable» para saldar deuda en default



El gobierno de Nicolás Maduro, cada vez con menos margen de maniobra para responder a los mercados internacionales, invitó a finales de 2019 a los principales tenedores de los bonos venezolanos a una reunión en Caracas, entre ellos, a varios fondos financieros estadounidenses.

¿El objetivo? Discutir la posibilidad de alcanzar un acuerdo en relación con la deuda en default que mantenía el Estado venezolano. La propuesta que planteó el equipo de abogados de Maduro fue establecer un convenio entre los tenedores de los bonos venezolanos – con $60 mil millones en bonos incumplidos – y una compañía de perforación extranjera, a la que se le otorgarían los derechos en algunos de los campos petroleros más ricos del país para, de esta forma, pagar su deuda con millones de barriles petroleros.

Ello, teniendo en cuenta que la nación ocupa el primer lugar en reservas petroleras a escala mundial desde 2016.

La propuesta, más allá de resultar complicada, podría ser una forma factible del Estado venezolano de cumplir con sus compromisos, teniendo en cuenta los bajos niveles de actividad económica que mantiene el país, reportando niveles comparables con los de hace 23 años, y registrando una contracción de las reservas internacionales de 82% desde su techo en 2008.

No obstante, no hay que dejar de lado el hecho de que las sanciones de Estados Unidos prohíben los negocios con altos funcionarios venezolanos y entidades
gubernamentales, por lo que sin la aprobación del Departamento del Tesoro de Estados Unidos sería difícil para el gobierno venezolano hacer pagos a los tenedores de bonos, y mucho menos llegar a un acuerdo con una importante compañía petrolera.

Cualquier acuerdo que se alcance expondría a los tenedores de los bonos americanos a las sanciones, entre ellos, Goldman Sachs, Pimco y T. Rowe Price.

Esto no quiere decir que, ante una transición política, esta propuesta esté totalmente cerrada. Incluso, en febrero de 2019, el jefe del Parlamento y presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó (reconocido por más de 50 naciones), mostró su intención de incrementar la participación de las empresas extranjeras en la industria petrolera.

En Torino Economics creemos que la ampliación de la participación de las empresas extranjeras en las empresas mixtas del Estado venezolano se presenta como un camino inevitable para el país suramericano.

Sea con el gobierno de Nicolás Maduro o con el gobierno que surja de una posible transición política en el corto plazo, la privatización o ampliación patrimonial del sector privado en el negocio petrolero se podría implementar como una alternativa para hacer frente a los compromisos financieros y legales que ha contraído Venezuela en los últimos años y, a su vez, procurar la reactivación del crecimiento económico.

– Revisión de la nacionalización –

En febrero de 2019, Juan Guaidó presentó una propuesta de revisión de la nacionalización de la industria energética del expresidente Hugo Chávez, en la cual se les permitiría a las compañías privadas un papel más importante en los campos petroleros y una reducción accionaria de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), de acuerdo con el boceto manejado por el equipo de Guaidó.

Esta propuesta contemplaba además la renegociación de la deuda, la suspensión de “contratos nocivos” y una reorganización corporativa de Pdvsa según las negociaciones con sus socios vigentes, si así lo acordaban todas las partes.

Más recientemente, en febrero de 2020, Carlos Vecchio, representante del líder de la Asamblea Nacional en Estados Unidos, ratificó la idea de que Venezuela, bajo la administración de Guaidó, honrará todas sus deudas legales y financieras, a través de la apertura económica del país, al permitir a las compañías petroleras privadas extranjeras acceder a un mayor porcentaje de patrimonio en las empresas conjuntas con Pdvsa.

Te podría interesar también