Abogado japonés de Ghosn se sintió «traicionado» pero entiende su fuga

// AFP

Abogado japonés de Ghosn se sintió «traicionado» pero entiende su fuga


Un abogado japonés de Carlos Ghosn declaró el sábado que se sintió «traicionado» por la fuga de su cliente a Líbano, pero entiende su gesto provocado por la extrema dureza del sistema judicial nipón.

«Inicialmente sentí una rabia inmensa. Me sentí traicionado», escribió Takashi Takano en su blog, asegurando que no tenía ni idea de los planes de fuga de su cliente.

«Pero la rabia cedió (la plaza) a otra cosa cuando recordé cómo fue tratado por el sistema judicial del país», agregó.

«Puedo imaginarme fácilmente que si otras personas con medios financieros, con relaciones y la capacidad de actuar vivieran la misma experiencia, harían lo mismo o al menos lo pensarían», agregó.

El que fuera todopoderoso patrón de Renault y Nissan huyó el domingo pasado de Japón, donde estaba en libertad bajo fianza, tras cerca de 130 días en la cárcel, a la espera de un juicio por presuntas malversaciones financieras.

Desde finales de abril de 2019, Ghosn con triple nacionalidad libanesa, francesa y brasileña, vivía bajo arresto domiciliario en Tokio, de donde podía ausentarse hasta un máximo de tres días sin autorización especial de la justicia. En cambio, tenía la estricta prohibición de abandonar el país.

Tampoco podía acceder a internet, salvo en las oficinas de sus abogados. Los jueces le prohibieron hablar con su esposa Carole, lo que Takashi Takano considera como un «castigo» con el único fin de desmoralizarle.

El magnate del automóvil destronado aseguró el martes que al irse de Japón había «dejado de ser el rehén de un sistema judicial japonés parcial donde prevalece la presunción de culpabilidad, donde la discriminación está generalizada y donde se violan los derechos humanos».

Desde hace años, organizaciones de defensa de los derechos humanos como Amnistía Internacional critican el sistema judicial nipón, basado, según ellos, en la repetición de interrogatorios para que el acusado acabe por quebrarse.

Las circunstancias de la fuga a Líbano de Carlos Ghosn siguen siendo confusas. Supuestamente, huyó en un vuelo privado desde el aeropuerto de Kansái, cerca de Osaka (oeste), para ir a Estambul, donde abordó otro aparato que le llevó a Beirut.

Te podría interesar también