1 millón de venezolanos han regresado en los últimos cinco años

// Banca y Negocios @bancaynegocios

1 millón de venezolanos han regresado en los últimos cinco años



Según dos estudios electorales de las consultoras Datanalisis y Delphos, menos venezolanos se van. De los que han emigrado en los últimos cinco años, el 17% o equivalente a 1 millón de venezolanos, han regresado durante el mismo período; de acuerdo con los datos.

En un informe de diciembre de Datanalisis, aquellos que expresaron su deseo de abandonar el país cayeron al 38%, 5 puntos menos que el año anterior. Por otro lado, el gobierno de Maduro dice que ha supervisado el regreso de más de 17,000 desde 2018 a través del plan «Regresar a la patria».

Durante el 2019, el dólar estadounidense se ha convertido en la moneda no oficial de Venezuela, apareciendo en los menús de la cafetería y en los escaparates del palacio presidencial. Al otro lado de la capital, las bodegas llenas de champán francés, salmón sellado al vacío y queso italiano Grana Padano aparecieron donde las tiendas en bancarrota habían estado alguna vez. El bolívar, la moneda oficial, se ha vuelto inútil a través de años de hiperinflación.

Varios de los que se han reunido con Maduro recientemente dicen tener más confianza de lo que lo han visto en mucho tiempo. El nuevo enfoque incluye conversaciones secretas que Maduro ha tenido con titulares de unos $60 mil millones en bonos, algunos de ellos estadounidenses, que ofrecen unirlos con una compañía de perforación extranjera a la que se les otorgarían los derechos de los campos petroleros como medio de recuperar su deuda.

Venezuela tiene las mayores reservas de petróleo conocidas del mundo y, si este acuerdo se concreta, muchos inversores podrían obtener enormes ganancias.

«Las economías de los países que nos han ayudado son capitalistas: China, Turquía e India», dijo David Paravisini, legislador de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela asociado con Maduro.

“Para obtener su ayuda, se necesitan condiciones de liberalismo económico. Eso es lo que hizo China para avanzar. Es lo que tenemos que hacer «, indicó.

Elliott Abrams, el enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, no está de acuerdo. «¿Por qué sucede esto?», Preguntó a los periodistas el jueves, refiriéndose a la dolarización y la privatización.

«Lo que vimos no fue una liberalización, sino una permisividad, y en algunos casos un marco legal que existió pero no se hizo cumplir», dijo Tamara Herrera, economista jefe de la consultora Síntesis Financiera con sede en Caracas.

“La necesidad surgió debido a la intensificación progresiva de las sanciones estadounidenses. Los nuevos decretos muestran el hambre fiscal y la naturaleza punitiva del gobierno», agregó.

La producción de petróleo, después de hundirse durante casi una década, finalmente se está estabilizando en 800,000 barriles por día, deteniendo parte de la hemorragia económica. La contracción proyectada para este año, aunque sigue siendo impresionante en un 10%, está muy lejos del 35% de hace un año y del 65% en los últimos cinco años.

La Asamblea Constituyente aprobó un impuesto al valor agregado el mes pasado para obtener beneficios del 70% estimado de todas las transacciones este año que se realizarán en dólares. Hasta ahora, el gobierno no había recaudado el IVA sobre las ventas en dólares, una oportunidad perdida para compensar una caída dramática en los ingresos.

«Estamos haciendo esto ahora porque hay signos que apuntan a una recuperación de la economía», dijo Jesús Faria, un legislador del partido socialista en la Asamblea Nacional Constituyente.

«Pero tenemos una economía altamente especulativa en la que los fijadores de precios, especialmente los comerciantes, aprovechan todas las oportunidades para establecer y obtener ganancias extraordinarias, y se deben crear incentivos para la producción nacional a través de políticas más eficientes», detalló.

– Control de Precios –

Esto ha significado un regreso abrupto a algún socialismo estatista. La agencia de control de precios de Venezuela dijo que inspeccionó más de 1,900 tiendas en enero. La ministra de Comercio, Eneida Laya, dijo recientemente que 135 agentes habían sido enviados a todo el país para «poner fin a la economía especulativa». El escrutinio había disminuido en los últimos meses. El gobierno está observando de cerca nuevamente.

«Vinieron la semana pasada para decirnos que reduzcamos nuestras ganancias al 30%, lo que tuvimos que hacer, pero perjudicó nuestro negocio», dijo Maria Luisa Pereira, que vende harina, arroz y condimentos en el mercado de Quinta Crespo en el oeste de Caracas. “¿Cómo podemos sobrevivir con tan poco con hiperinflación? No habían estado aquí en meses y ahora nos amenazaron con venir dos veces más en febrero. Tenían miedo.»

Las Naciones Unidas aún proyectan que este año el número de venezolanos emigrantes superará a los 6 millones de sirios que han sido expulsados ​​de su tierra natal. Ha habido una ironía sobre la emigración venezolana que el gobierno conoce pero no menciona: los que se van envían remesas en dólares y también reducen los números que necesitan ser alimentados y alojados.

Lea el artículo completo de Bloomberg aquí

Te podría interesar también