¿Y si Banco Santander compra el Deutsche Bank? Las fusiones que podrían ayudar a la banca

// Bloomberg


Ocho años después de la crisis financiera se vuelve a hablar de rescates a los bancos europeos. Unas tasas de interés bajas -e incluso negativas-, la carga de los préstamos morosos, elevados costos legales y nuevos competidores digitales están deprimiendo el precio de las acciones de los bancos, y a sus ejecutivos. La decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europa ha minado la confianza en el sector bancario.

Esta semana un índice de acciones del sector bancario europeo ha caído al nivel más bajo desde 2011. Con otra posible crisis al acecho y la incertidumbre política en toda Europa, puede que los grandes acuerdos entre bancos de todo el mundo nunca hayan parecido tan improbables. Pero esto no significa que no fuesen de ayuda.

En casi todos los mercados, la conjunción de un estancamiento del crecimiento, las valoraciones en riesgo y la necesidad de una consolidación desencadenaría acuerdos de fusiones y adquisiciones. En el sector financiero, la desastrosa unión de bancos y los rescates a entidades demasiado grandes para quebrar aún están presentes en la mente de los reguladores.

El volumen de acuerdos entre bancos de Norteamérica y Europa occidental en los seis últimos años fue menos de la mitad que en los seis años anteriores. No obstante, atisbos de una consolidación en el sector financiero empiezan a aflorar en lugares como Abu Dhabi, China y Norteamérica.

De acuerdo con conversaciones con más de doce asesores en fusiones, así como analistas e inversores, he aquí algunos acuerdos que tendrían sentido… Si las autoridades los permitieran.

Compra de Deutsche Bank por Barclays

El mayor banco de Alemania, que cotiza a un 25% de su valor contable, ha sido el candidato más popular, para el que se han sugerido acuerdos con una serie de bancos. Una opción para el responsable de Deutsche Bank, John Cryan, sería una adquisición que duplique sus actividades de banca de inversión y de negociación.

El responsable de Barclays, Jes Staley, ha predicado la necesidad de un peso pesado en Europa para contrarrestar la influencia de Estados Unidos y esta operación encajaría con el supuesto: la empresa fusionada superaría al alma mater de Barclays, JPMorgan Chase & Co, como la principal firma de negociación del mundo. Con el acuerdo Barclays también afianzaría la presencia en Europa continental si se lleva a cabo el Brexit.

Santander compra Deutsche Bank

Cryan también podría intentar un acuerdo que le permita diversificarse, alejándose del abatido sector de la negociación. Banco Santander cuenta con la presencia sólida en banca minorista que Deutsche Bank buscaba, y el acuerdo proporcionaría al banco español una oportunidad de bajo coste de penetrar en nuevos segmentos de mercado. Alemania es unos de los diez mercados principales para Santander, donde ya cuenta con una importante presencia en finanzas minoristas.

JP Morgan compra Standard Chartered

Esta combinación se ha barajado desde que Jamie Dimon asumió el control de JPMorgan en 2005. Se especula que el banco estadounidense presentó una oferta para la compra de una participación, que acabó siendo adquirida por Temasek Holdings en 2006. Los analistas previeron una posible fusión cuando ambos bancos emergieron de la crisis financiera en mejor forma que sus competidores.

Con un tamaño casi nueve veces más grande, a Morgan le resultaría fácil engullir a Standard Chartered, que tiene una capitalización bursátil inferior a los 25,000 millones de dólares. Los banqueros dicen que JP Morgan podría intentar comprar una empresa con negocios en Asia, Oriente Medio y África. Dimon dijo el año pasado que el banco quiere presencia en más países de África para impulsar el crecimiento, pese a que las autoridades reguladoras de Ghana y Kenia rechazaron la entrada del banco en sus mercados.

Standard Chartered es comprado por ICBC

La firma de Bill Winters ha sido un objetivo muy solicitado, dada su baja valoración y la presencia en muchos mercados donde otros bancos quieren crecer. Los banqueros plantearon la posibilidad de que bancos chinos pudieran presentar una oferta que les permita crecer fuera del mercado nacional y luchar por concretar ambiciones mundiales. El mayor banco de China, Industrial and Commercial Bank of China, se perfila como el principal candidato ya que ha mostrado un mayor interés en realizar transacciones, entre ellas la adquisición de una participación mayoritaria en el negocio de mercados mundiales de Standard Bank Plc el año pasado.

El mayor obstáculo podría ser la desaceleración de los mercados emergentes, que ha abaratado el coste de Standard Chartered pero que también incide en los bancos chinos. Cualquier posible oferta también tendría que resultar atractiva para Temasek, la firma de inversiones estatal de Singapur y principal accionista de Standard Chartered.

Société Générale compra Unicredit

UniCredit, el banco de menor valoración entre las principales entidades europeas, acaba de nombrar al experto en banca de inversión Jean Pierre Mustier para que lidere una reestructuración. Por su parte, Italia estudia proporcionar ayudas estatales para evitar una crisis bancaria. Mustier pronto tendrá que decidir si vende activos o si acude a los inversores para obtener capital después de que los esfuerzos de su predecesor se considerasen insuficientes. Société Générale, donde trabajaba Mustier anteriormente, ha obtenido beneficios en los últimos años, lo que permitiría al banco fusionado aumentar la ratio de capital sin tener que recurrir a una ampliación de capital que diluya sus acciones.

Los ingresos de SocGen se mantuvieron estancados durante la desaceleración de la economía europea; el banco podría buscar un crecimiento apostando por la recuperación de Italia y la presencia de Unicredit en mercados de Europa del Este. El acuerdo combinaría la mayor presencia de Unicredit en finanzas corporativas en Alemania con las sólidas actividades de negociación de SocGen en Italia.

Wells Fargo adquiere Credit Suisse

Wells Fargo & Co., uno de los bancos mundiales que goza de mejor salud, ha mostrado deseos de probar el negocio de la banca de inversión; también tiene un excedente de capital que está estudiando cómo utilizar. Su competidor, Jamie Dimon, ha dicho que Wells Fargo probablemente tenga que realizar una adquisición para poder ofrecer servicios a las empresas más grandes.

Los banqueros dicen que, con la compra de Credit Suisse Group AG, Wells Fargo podría acceder al negocio de gestión de patrimonios y a unas actividades de banca de inversión manejables. Los dos bancos se han asociado con anterioridad, cuando Wells Fargo sumó unos cien asesores de patrimonio estadounidenses a principios de este año luego fe un acuerdo de contratación firmado cuando la entidad de Zurich se retiró de ese segmento de mercado.

Despertar del sueño

Algunos banqueros opinan que las grandes entidades tienen tanto que solucionar internamente que no deberían mirar más allá de sus propios muros. Un ejecutivo dijo que le estremecía pensar que los grandes bancos pudiesen llevar a cabo acuerdos transformadores de nuevo. Portavoces de los bancos no quisieron hacer comentarios sobre estas fusiones hipotéticas.

La mayor adquisición del mundo en el sector bancario -la compra de ABN Amro Holding NV de Ámsterdam por Royal Bank of Scotland Group Plc junto con sus socios Fortis de Bélgica y el español Santander en 2007 por 72.000 millones de euros (80,000 millones)- llevó al mayor rescate bancario del mundo un año después. La adquisición de Countrywide Financial Corp. por Bank of America en 2008, que inicialmente llevaba un precio de 2,500 millones de dólares, acabó costando al banco unos 70,000 millones de dólares por decenas de conflictos legales e investigaciones.

«Dígame una fusión en el sector bancario que haya tenido éxito y le enseño veinte que no lo tuvieron», dijo Mark Williams, profesor de la Universidad de Boston y ex analista de bancos de la Reserva Federal.

Te podría interesar también