WTI continúa en retroceso y cede 5% por falta de espacio a nivel mundial

// EFE

WTI continúa en retroceso y cede 5% por falta de espacio a nivel mundial



El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este martes con otra caída del 5%, hasta los 12,14 dólares el barril, motivado una vez más por la falta de espacio a nivel mundial para almacenar todo el crudo que se produce en un contexto de caída de la demanda a raíz de la pandemia del COVID-19.

A las 9.15 hora local de Nueva York (13.15 GMT), los contratos futuros del WTI para entrega en junio restaban 0,64 dólares con respecto a la sesión previa del lunes.

Los precios del oro negro volvían a bajar y los problemas el almacenamiento del WTI, especialmente en el principal punto de entrega situado en Cushing (Oklahoma), obligaban al crudo estadounidense a dejar atrás las ganancias registradas en la segunda mitad de la semana pasada, cuando con el cambio de contrato para junio logró sobreponerse a la histórica cotización del barril en negativo que registró el pasado lunes.

Los expertos apuntan a que el contrato de junio podría seguir pronto la senda del de mayo y advierten de que la situación sin precedentes en la que el barril operaba en negativo y los productores pagaban a sus compradores por llevarse el petróleo de sus instalaciones podría repetirse.

«El contrato de junio está cayendo debido a la realidad de que los niveles de demanda están muy por debajo de los niveles de producción actuales y las opciones de almacenamiento siguen siendo limitadas», dijo en declaraciones a CNBC Reid Morrison, asesor de petróleo y gas de PriceWaterhouse Cooper.

«La agitación en los mercados será significativa a medida que las economías lidien con bloqueos y vuelvan a la normalidad», agregó.

La perspectiva de que los recortes en la producción no tendrán un impacto significativo si no se produce un repunte en la demanda se está imponiendo entre los analistas, que ya dan por insuficiente el histórico ajuste de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados acordaron en su última reunión, que llegó tras cerca de un mes de guerra de precios entre Arabia Saudí y Rusia que también sacudió con fuerzas los precios del barril texano.

«Las instalaciones de almacenamiento se están llenando cada día y esto no se detendrá, ya que la brecha entre la oferta y la demanda sigue siendo enorme. Y no se acortará mucho con los próximos recortes de la OPEP y sus socios, sobre todo teniendo en cuenta que tampoco se espera que se llegue al total acordado de 9.7 millones de barriles por día (bpd) acordados», señaló en un correo electrónico el jefe de mercados petroleros de la consultora Rystad Energy, Bjornar Tonhaugen.

Te podría interesar también