WTI cierra con caída de 8,2% y Brent baja a US$38,55 por barril

// EFE

WTI cierra con caída de 8,2% y Brent baja a US$38,55 por barril



El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este jueves con una caída del 8,2%, hasta los 36,34 dólares el barril, motivado por el miedo en el mercado a una segunda oleada de casos de COVID-19 que paralice de nuevo la economía y golpee la demanda de combustible.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex) los contratos de futuros del WTI para entrega en julio restaron 3,26 dólares respecto a la sesión previa del miércoles, cuando el Texas avanzó un 1,7%.

Por su parte, el barril del petróleo Brent para entrega en agosto cerró este jueves en el mercado de futuros de Londres con una caída del 7,6%. El precio del crudo de referencia en Europa, se cotizó a 38,55, dólares, 3,1 dólares menos que al cierre alcanzado en la sesión del miércoles, cuando cerró en 41,73 dólares.

El Brent siguió durante la jornada de hoy una trayectoria bajista pesa a que el miércoles logró recuperarse de la caída provocada al saberse que la duración de la extensión de los recortes de producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus socios (OPEP+) será menor de lo esperado.

Los precios del petróleo de referencia en Estados Unidos bajaron también por la crecida en los inventarios de crudo estadounidenses, no prevista por los analistas y que podría ser un indicador de que el ansiado repunte en la demanda no se ha producido con la fuerza que se esperaba.

Para la semana del 5 de junio, los datos de la Administración de Información Energética muestran que los inventarios crecieron unos 5,7 millones de barriles hasta un total de 538,1 millones, un récord histórico.

En las últimas semanas, la extensión de los recortes vigentes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP+) hasta julio había espoleado los precios y equilibrado los mercados.

Ahora, con los precios por encima de los 35 dólares, muchos productores estadounidenses han reabierto pozos y plataformas que habían cerrado por los altos costes de producción y la poca rentabilidad del barril.

Los pronósticos de la Fed y las preocupaciones en torno a un rebrote del virus también han arrastrado a Wall Street, una situación que tampoco ha ayudado al WTI.

En este contexto, los contratos de futuros de gasolina con vencimiento en julio restaron nueve centavos hasta los 1,118 dólares el galón, y los de gas natural, que expiran en julio, sumaron tres centavos centavos hasta los 1,81 dólares por cada mil pies cúbicos.

Te podría interesar también