Wall Street se desploma y Dow Jones pierde 6,9% en su peor día desde marzo

// EFE

Wall Street se desploma y Dow Jones pierde 6,9% en su peor día desde marzo



Wall Street se desplomó este jueves y su principal indicador, el Dow Jones de Industriales perdió un 6,9% en su peor día desde la debacle bursátil de marzo por el miedo a una segunda ola de COVID-19 y los pronósticos negativos de la Reserva Federal sobre la evolución de la economía en EE.UU.

Según datos provisionales al cierre de la sesión en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones cayó 1.861,82 puntos, el mayor recorte visto desde mediados de marzo, y se situó en 25.128,17 enteros, arrastrado por grandes cotizadas como Boeing (-16,43 %), Dow Inc (-9,87 %), IBM (-9,16 %), Goldman Sachs (-9,10 %) o Exxon Mobil (-8,85 %).

El selectivo S&P 500 bajó un 5,89 % o 188,04 puntos, hasta 3.002,10 unidades; y el índice compuesto del mercado Nasdaq, que había enlazado tres récords consecutivos en las últimas sesiones, retrocedió un 5,27 % o 527,62 puntos, hasta 9.492,73 unidades.

El parqué neoyorquino apostó masivamente por las ventas después de varias jornadas de optimismo por la reapertura económica de EE.UU. a la vista de un incremento de contagios de COVID-19 en los estados de Texas, Arizona, California y Florida, lo que hace temer un rebrote.

Los casos de coronavirus registrados en el país alcanzan ya los 2 millones y las muertes por su causa 111.000, según los últimos datos de la universidad Johns Hopkins.

Los inversores temen que los estados impongan de nuevo medidas de paralización de negocios y confinamientos para evitar la propagación, aunque el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo esta mañana que el país no se puede permitir volver a cerrar su economía porque el daño «sería mayor».

Este jueves el Departamento de Trabajo divulgó que la semana pasada, otro millón y medio de estadounidenses solicitaron prestación por desempleo, cifra que sigue indicando una ralentización pero que ya suma unos 44 millones de personas que han pedido la ayuda desde mediados de marzo.

Wall Street reaccionó también a los malos pronósticos que hizo ayer miércoles el presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, al opinar que la recuperación en EE.UU. será más lenta de lo previsto y estimar una contracción del PIB del 6,5 % en 2020, aunque se comprometió a poner las herramientas del banco central a disposición de los mercados financieros.

El analista Dennis DeBusschere, de la firma Evercore ISI, señaló en una nota que la política monetaria de la Fed no puede «contrarrestar una segunda ola grave de COVID-19» y, entre los nuevos contagios en tres estados y la preocupación por que las protestas antirracistas generen más, «el riesgo de un crecimiento débil, económico y de ganancias, se ha incrementado».

El índice de volatilidad Vix, conocido como el «indicador del miedo» en el mercado, se disparó hoy más de un 51 %.

Por sectores, el peor golpe se lo llevó el energético (-9,45 %), seguido por el financiero (-8,18 %), el de los materiales básicos (-7,74 %) y el industrial (-7,05 %).

En el plano corporativo, las acciones de firmas relacionadas con el ocio y el turismo que se habían estado revalorizando en los últimos días por las reaperturas, como las aerolíneas American Airlines o la cadena de cruceros Carnival perdieron cerca del 15 %.

En otros mercados, el petróleo de Texas también sufrió una fuerte caída, del 8,2 %, hasta los 36,34 dólares el barril, por el miedo a que una segunda ola de COVID-19 paralice de nuevo la economía y golpee la demanda de combustible.

Los inversores acudieron a activos seguros y al cierre de Wall Street, el oro subía a 1.734,30 dólares la onza, la rentabilidad del bono del Tesoro a 10 años bajaba al 0,671 % y el dólar ganaba terreno frente al euro, con un cambio de 1,129.

Te podría interesar también