Volkswagen suspende objetivos anuales tras caída de casi 80% en beneficio operacional

// AFP

Volkswagen suspende objetivos anuales tras caída de casi 80% en beneficio operacional



El fabricante de automóviles Volkswagen suspendió el jueves sus objetivos anuales tras una estrepitosa caída en 80% de su beneficio operacional en el primer trimestre debido a la pandemia, pero prevé la reapertura progresiva de sus fábricas a partir del 20 de abril.

«Debido a los desarrollos actuales», los objetivos para 2020 «ya no se pueden alcanzar», escribe Volkswagen en un comunicado.

De enero a marzo, el beneficio operacional cayó casi un 80%, hasta 900 millones de euros, y el volumen de negocios del grupo retrocedió un 8%, hasta 55.000 millones de euros, según datos preliminares publicados antes de lo previsto.

Las ventas se desplomaron en marzo en los principales mercados europeos donde las medidas de restricción de movimiento paralizaron la vida cotidiana.

El fabricante perdió 2.500 millones de euros de liquidez neta entre enero y marzo, por lo que su «mayor prioridad es preservar la liquidez».

La pandemia de COVID-19, explica el grupo, provocó el paro casi total de las ventas de automóviles, una bajada de la demanda, dificultades de entregas así como paros de la producción, y tiene «un impacto considerable en las actividades de Volkswagen».

El fabricante prevé, sin embargo, reiniciar «progresivamente» su producción a partir del 20 de abril en sus fábricas de Bratislava y en Zwickau, en Alemania, y desde la semana siguiente en las otras plantas alemanas, así como en las de Portugal, España, Rusia y Estados Unidos.

Sudáfrica, Argentina, Brasil y México serán los siguientes en mayo, precisa la compañía.

Pese a los «desarrollos positivos en China», que muestran que una «vuelta a la normalidad y una reactivación de la economía son posibles este año», «el impacto de la pandemia sobre la demanda, la cadena de aprovisionamiento y la producción no se puede estimar actualmente», explica Volkswagen.

La compañía considera «imposible» decir cuándo podrán publicarse nuevas previsiones anuales.

El cese de la producción cuesta unos 2.000 millones de euros a la semana al grupo, estimó en marzo su director ejecutivo, Herbert Diess.

Los analistas de Moody’s prevén en 2020 una caída del mercado automovilístico mundial del 14%.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también