Virgin Atlantic pacta un paquete de rescate de US$1.470 millones para los próximos 18 meses

// EFE

Virgin Atlantic pacta un paquete de rescate de US$1.470 millones para los próximos 18 meses



La aerolínea británica Virgin Atlantic ha acordado un paquete de rescate por 1.200 millones de libras (1.300 millones de euros o lo que es igual a 1.473 millones de dólares) para los próximos 18 meses, que obtendrá de fondos privados aportados por su principal accionista, Virgin Group, e inversores externos, lo que garantiza su supervivencia tras la crisis generada por la COVID-19, indicó este martes en un comunicado.

Según la nota, el plan incluye 200 millones de libras (220 millones de euros o 230 millones de dólares) aportados por Virgin Group, el conglomerado fundado por Richard Branson, y las aportaciones de Delta Air Lines, que posee el 49 % de Virgin Atlantic.

También contribuirán antiguos accionistas y nuevos inversores como la firma Davidson Kempner Capital Management, que facilitará 170 millones de libras (187 millones de euros o 211 millones de dólares).

El acuerdo, por el que se transferirán cientos de millones de libras de deuda tanto a Virgin Group como a Delta Air Lines, debe someterse ahora a la aprobación de los acreedores, señala la empresa.

El director ejecutivo de Virgin Atlantic, Shai Weiss, afirmó que era difícil prever «la magnitud de la crisis de COVID-19», que ha sumido a la aerolínea en «los meses más difíciles» en sus 36 años de historia.

«Apreciamos enormemente el apoyo de nuestros accionistas, acreedores y nuevos inversores privados y juntos nos aseguraremos de que Virgin Atlantic pueda emerger como una aerolínea rentable de manera sostenible y con un balance saludable», dijo Weiss.

En un primer momento, Virgin Atlantic esperaba poder acceder a los fondos de emergencia del Gobierno británico, pero el gabinete del conservador Boris Johnson dejó claro que este sería el último recurso para evitar la quiebra.

El paquete de rescate se suma a las medidas anunciadas en mayo sobre la supresión de 3.550 empleos -el equivalente al 30 % de su fuerza laboral- y a la suspensión de los vuelos desde el aeropuerto británico de Gatwick, debido a la disminución de pasajeros generada por la pandemia.

Virgin Atlantic ha señalado que no espera que la demanda en el sector del transporte aéreo alcance los niveles anteriores a la crisis sanitaria hasta 2023.

Te podría interesar también