Venezuela ocupa el puesto 60 en el índice de competitividad laboral del IMD

// EFE / Banca y Negocios

Venezuela ocupa el puesto 60 en el índice de competitividad laboral del IMD



De acuerdo con el Índice de Talento Mundial que elabora el IMD World Competitiveness Center, presentado ayer, en la edición de 2020 Venezuela se ubicó en el puesto 60 del mundo, lo que significa que avanzó dos posiciones frente a la ubicación que registró en el anterior informe, en el puesto 62 a nivel global.

Este avance, como explica el IMD, se debe en gran parte a un giro ligeramente positivo de la participación laboral en la implementación de programas de aprendizaje, la formación de empleados como prioridad del sector privado, el nivel de motivación del trabajador, así como la disponibilidad de habilidades lingüísticas.

Suiza encabezó por cuarto año consecutivo el índice de competitividad laboral que presentó hoy la escuela de negocios helvética IMD, en el que ocho de los diez primeros clasificados pertenecen a Europa Occidental. España ocupa una discreta 32ª posición, la misma que el año pasado.

El World Talent Ranking, que mide las capacidades de cada país con arreglo a factores como su educación o su poder para atraer talentos de otros países, sitúa a Dinamarca en segunda posición, también la misma que en 2019, seguida de Luxemburgo, Islandia y Suecia.

Canadá, en octava posición, es el primer país no europeo en la lista de 63 economías, mientras que EE. UU. baja tres puestos con respecto al año pasado hasta el 15º, China sube dos para ser el 40º, y Chile es el país latinoamericano mejor posicionado, en 41º lugar y mejorando cinco frente a 2019.

Argentina mejora un puesto para llegar al 47º, Perú cinco (51º), y en posiciones muy bajas en la tabla se sitúan México (56º), Colombia (58º), Brasil (59º).

«Los malos resultados de Suramérica en el índice se mantienen, debido a una deficiente inversión en educación, que todavía no se contempla como un pilar en el futuro desarrollo de la región», señaló Arturo Bris, responsable de la división de IMD que elabora este ranking.

Respecto a España, país que se encuentra por debajo de sus vecinos Portugal (26º) y Francia (28º), IMD subraya que su discreta posición muestra que «la formación de los empleados no se encuentra entre las prioridades de las empresas» mientras se mantiene cierta debilidad a la hora de atraer y retener talentos.

A nivel global, la escuela de negocios con sede en Lausana destacó que el Reino Unido ha perdido siete posiciones entre 2016 y 2020, año en que ocupa la 23ª posición, lo que para IMD es «un reflejo de la incertidumbre alrededor del Brexit, que está socavando la competitividad británica».

Te podría interesar también