Vender crudo o producir combustibles: el dilema que tumbó a 445.000 bpd la producción petrolera en abril

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Vender crudo o producir combustibles: el dilema que tumbó a 445.000 bpd la producción petrolera en abril



La producción petrolera venezolana registró una contracción de 81.000 barriles por día (bpd), según las fuentes secundarias de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), para regresar a una cifra inferior a los 500.000 bpd, mientras el ejecutivo de Nicolás Maduro no reportó cifras oficiales de extracción de crudo durante el mes pasado.

En concreto, la producción nacional cayó a un promedio de 445.000 barriles diarios (bd), inferior a las proyecciones que manejaban agencias internacionales y otros analistas. En términos relativos, el descenso fue de 15,39%.

El primer trimestre del año finalizó, según la OPEP, con una producción promedio de 513.000 bpd, una recuperación superior al cierre de un nefasto 2020, cuando el bombeo de crudo por parte de Pdvsa se desplomó a promedios de 362.000 barriles diarios en tercer trimestre y 408.000 en el último cuarto del período.

A pesar que el presidente Nicolás Maduro aprobó un plan de recuperación de la producción que sigue suponiendo una producción promedio de 1.500.000 barriles por día al cierre de este año, parece que las necesidades de producir gasolina y diésel han causado el sacrificio de la extracción de crudo mezclado en la Faja del Orinoco, debido a que las existencias de diluyentes son «extremadamente bajas», dijo una fuente sindical del sector a Banca y Negocios.

Le interesa: Pdvsa busca aliados privados: Se necesitan US$58.000 millones para regresar a la producción de 1998

Venezuela venía recibiendo gasolina y diluyentes de Irán, pero las sanciones estadounidenses contra el comercio de la nación persa parece que ciertamente han afectado la capacidad de Pdvsa de producir petróleo y combustibles. La prioridad de la industria ha sido reactivar la capacidad refinadora.

Aunque Venezuela está exenta de cumplir el recorte de producción acordado por la OPEP+, en abril fue la nación del grupo con la mayor caída de la producción, seguida de Libia con una reducción de 67.000 bpd y Angola con una disminución de 16.000 bpd.

A este paso, la meta de superar el millón de barriles diarios de producción este año parece casi inalcanzable para Pdvsa, a menos que logre restituir el suministro de diluyentes y otros componentes y equipos, pero hasta ahora la administración de Joe Biden no ha dado señales concretas de querer relajar las sanciones.

Según la consultora Aristimuño Herrera & Asociados, los ingresos por ventas de crudo podrían alcanzar 5.760 millones de dólares al cierre de 2021, con una producción estimada de 600.000 barriles por día.

La OPEP vuelve a reportar 25 plataformas de perforación o «taladros» activos en el país durante abril, una cifra que curiosamente se mantiene sin cambios desde hace 10 meses.

El crudo mezclado Merey de 16 grados API que sirve de marcador venezolano en la cesta OPEP registró una cotización de cierre en abril de 46,16 dólares por barril, una caída de 0,31 dólares o un mínimo 0,7%.

En comparación con la cesta OPEP, que cerró en 63,24 dólares, el barril de crudo venezolano se vendió 17,08 dólares por debajo, el mayor diferencial entre los países de la organización.

Hay que recordar que, por efecto de las sanciones estadounidenses y el consecuente riesgo que implica hacer negocios con Pdvsa, la petrolera debe ofrecer descuentos importantes para colocar su escasa producción, básicamente en China e India.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también