Varias proezas científicas de Rusia: del Sputnik 1 a la Sputnik V

// AFP

Varias proezas científicas de Rusia: del Sputnik 1 a la Sputnik V



Rusia se jacta de ser pionera en la ciencia, en ámbitos como el espacio, el armamento o la medicina, del satélite Sputnik a la vacuna anticovid del mismo nombre.

Estas son algunas de sus proezas, con ocasión del 60 aniversario del vuelo espacial de Yuri Gagarin.

– Sputnik y Gagarin –

Su «pi pi» es el más famoso del mundo. El 4 de octubre de 1957, Sputnik 1, una esfera metálica con cuatro antenas, entró en órbita alrededor de la Tierra y la Unión Soviética se puso a la cabeza de la carrera espacial.

Este éxito supuso además que Moscú se puso a la delantera en la carrera armamentística, y los estadounidenses se dieron cuenta de que su rival geopolítico podía alcanzar el territorio de Estados Unidos con misiles intercontinentales.

Tras este logro, los soviéticos sumaron varias proezas espaciales más, con el primer vuelo habitado de Yuri Gagarin el 12 de abril de 1961; la primera salida espacial en 1965 por Alexéi Leonov y la primera sonda lunar (1966).

– AK-47 –

Inventado en 1947 por el ingeniero soviético Mijail Kalashnikov, el famoso fusil de asalto automático se ha convertido en el arma más famosa del mundo.

Barata, extremadamente sólida, simple y fiable, tanto bajo la nieve como en medio de una tormenta de arena, fue adoptada por ejércitos, rebeliones y bandas criminales de todo el mundo.

Han sido copiadas, vendidas y revendidas y en la actualidad habría unos 100 millones de Kalashnikov en el mundo, según oenegés y estudios.

Existen varias versiones de este fusil, pero el «Avtomat Kalashnikov» fue a buen seguro el arma de referencia en las guerras de descolonización. Todavía ornamenta la bandera de Mozambique, representando «la resistencia al colonialismo y la soberanía nacional».

– Tetris y Kaissa –

¿Quién no ha jugado nunca al juego de bloques Tetris? Este rompecabezas altamente adictivo fue inventado en 1984 por el programador soviético Alexéi Payitnov, que aspiraba, según dijo, a inventar juegos para hacer feliz a la gente.

En sus diferentes versiones, Tetris conserva su alma rusa a través de su música y algunos de sus gráficos incluyen los célebres bulbos de la catedral de San Basilio de la plaza Roja de Moscú.

Otro gran éxito de la informática soviética fue Kaissa, el programa que ganó el primer campeonato del mundo de ajedrez informático, en 1974.

– Hipersónico –

El sector de la industria militar es esencial en la economía y el poderío ruso. Es en este ámbito en el que encontramos una de las últimas grandes innovaciones en materia de armamento.

El presidente Vladimir Putin anunció en 2018 que los científicos rusos habían logrado construir misiles supersónicos «Avangard», tan rápidos que ningún sistema de defensa antimisiles podría interceptarlos.

Unas armas «invulnerables», y un éxito únicamente comparable, según él, al vuelo del Sputnik en 1961. Unos misiles que llegaron en un contexto de tensiones entre Rusia y los países occidentales, al que hay quien se ha referido como una nueva carrera armamentística.

– Sputnik V –

También fue a través de Putin que Rusia reivindicó en verano de 2020 una gran noticia: la invención, en plena pandemia de covid-19, de la primera vacuna para hacerle frente al coronavirus.

Su nombre, Sputnik V, da cuenta del mensaje que Moscú pretende enviar al resto del mundo: Rusia, tan criticada en Occidente, es una superpotencia.

El anuncio del inmunizante, probado en la hija del propio Putin, para mayor escarnio, tras haber sido ensayado en tan solo unas decenas de personas, fue tachado de prematuro.

Sin embargo, en los meses siguientes su fiabilidad fue probada y unos cincuenta países la han homologado.

Te podría interesar también