Valero y Chevron serían afectados por un embargo a Venezuela

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Valero y Chevron serían afectados por un embargo a Venezuela



Un embargo petrolero contra Venezuela, como el que asomó el secretario de Estado Rex Tillerson, afectaría a los principales compradores de crudo venezolano en Estados Unidos: Valero Energy y Chevron.

Valero es el mayor comprador de petróleo venezolano, con una compra de 207.800 barriles por día en noviembre para sus refinerías en Texas y Louisiana, reseña Bloomberg. Mientras, Chevron fue el segundo mayor comprador, seguido de Citgo Petroleum Corp., filial de refinación propiedad de Pdvsa, que ha estado recibiendo cada vez menos petróleo a medida que se desploma la producción.

«Aunque la producción está disminuyendo, la utilización de las refinerías está bajando en Venezuela y por eso nos mantiene disponibles las exportaciones», dijo Gary Simmons, vicepresidente de suministro de Valero, el 1 de febrero en la llamada de ganancias del cuarto trimestre de la compañía. La vocera de Valero, Lillian Riojas, no respondió a Bloomberg inmediatamente una solicitud de comentarios adicionales.

Cuando el petróleo de esquisto ni siquiera estaba en el mapa, los refinadores de Texas a Mississippi invirtieron miles de millones en equipos para procesar crudo pesado y barato de países como Venezuela, Ecuador y Colombia. Así como Venezuela se volvió dependiente de la demanda de la costa estadounidense del Golfo, hogar de uno de los grupos de refinerías más grandes del mundo, los fabricantes estadounidenses de combustible crecieron para depender más del crudo venezolano. Ahora es el segundo mayor proveedor de crudo para las plantas de la Costa del Golfo, después de México.

Otras empresas como PBF, Phillips 66, Marathon, Motiva y Lyondell, también comprar crudo venezolano pero en menor proporción.

Ya el año pasado el tema del embargo petrolero salió a relucir, pero el impacto que este pueda causar en el sector dentro de Estados Unidos fue uno de los factores disuasivos para no aplicarlo en ese entonces. La administración de Donald Trump está buscando la manera de ejercer mayor presión sobre Nicolás Maduro en medio de la crisis política y económica que se vive en Venezuela.

Hasta el año pasado, Estados Unidos era el principal destino de las exportaciones petroleras venezolanas, pero eso ha ido cambiando en especial después de las sanciones aplicadas en agosto contra la República y Pdvsa. Según el presidente de la estatal venezolana, la mayor parte del petróleo se exporta hacia Asia (49%) y solo 31% hacia Norteamérica.

Un embargo petrolero significaría una importante reducción de ingresos para el gobierno de Maduro, al que Estados Unidos ha señalado en repetidas ocasiones como una dictadura.

Te podría interesar también