Una inflación en noviembre similar a la de octubre anulará alza salarial

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Una inflación en noviembre similar a la de octubre anulará alza salarial

La Academia Nacional de Ciencias Económicas (ANCE) advierte en un comunicado que los anuncios presidenciales del 29 de noviembre no van al fondo de los problemas económicos que enfrenta el país y que, por el contrario, atizará la hiperinflación, lo que diluirá el reciente aumento salarial.

La Academia Nacional de Ciencias Económicas reitera «la ineludible necesidad de implantar con urgencia un programa de estabilización que liquide, cuanto antes, la devastación asociada a la hiperinflación, que aflige tan cruelmente a los venezolanos hoy», indica el documento.

Entre las medidas anunciadas a finales de noviembre, está el aumento del salario mínimo en 150%, un bono de Navidad por BsS 2.000 y transferencias en especie, tales como perniles, ropa y juguetes, a entregar a los poseedores del carnet de la patria.

Con una inflación en noviembre de igual magnitud a la del mes anterior (148%), el nuevo aumento salarial quedará totalmente anulado.

A futuro, el incremento del dinero en poder del público, como su mayor velocidad de circulación por la imperiosa necesidad de los venezolanos de gastarlo cuanto antes en previsión de mayores precios, habrá de acentuar aún más este flagelo. Habiendo el gobierno aplanado la escala salarial en torno a un mínimo para los empleados públicos y con salarios también bajos de la empresa privada, la capacidad de consumo del trabajador seguirá contrayéndose drásticamente, observan los académicos.

Tras recordar la intención oficial expresada el 17 de agosto de ir a una disciplina fiscal, de acabar con la emisión de dinero “no orgánico” y de “anclar” el bolívar, el incremento en las erogaciones del gobierno -vía financiamiento monetario del Banco Central de Venezuela- impulsó la expansión de la liquidez monetaria, que se multiplicó por ocho, entre el 17 de agosto y finales de noviembre, y del índice general de precios para el último de octubre, en igual proporción.

El resultado ha sido una merma de la capacidad adquisitiva del salario mínimo en noviembre, la segunda más baja, a pesar del notable aumento de agosto. «Solo tuvo menor poder de compra a finales de julio (salario mínimo integral).

Para la Academia, es urgente sustituir el financiamiento monetario por financiamiento internacional, el saneamiento progresivo de las cuentas públicas, la transparencia y rendición de cuentas de la gestión fiscal y monetaria, y la restitución de un mercado cambiario único, estable y funcional.

Un programa así será viable contando con un generoso financiamiento de los organismos multilaterales y un plan de atracción de inversiones reproductivas, junto con un levantamiento de los controles y medidas punitivas que aplastan la iniciativa privada e impiden la competencia y la mejora en la productividad.

Al liberarse las fuerzas productivas y aprovecharse la enorme capacidad no utilizada de las empresas, podrá abatirse el desabastecimiento, aumentar el empleo y mejorar su remuneración. Ello contribuirá, además, a estabilizar los precios en la economía.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también