Banca y Negocios Informe Privado
06/01/2023 01:10 PM
| Por AFP

Una ecuación incierta: Salarios e inflación se disparan en EEUU

Los empleados de tiendas minoristas y de la salud, en la línea de frente en un momento de alto riesgo sanitario, tuvieron los primeros aumentos importantes.

Una ecuación incierta: Salarios e inflación se disparan en EEUU

Repartidores, mozos o vendedores vieron dispararse sus salarios en Estados Unidos en los últimos dos años, a causa de una importante escasez de mano de obra, pero aparecen tímidas señales de moderación, una condición indispensable para que ceda la fuerte inflación reinante.

El salario promedio por hora registró en diciembre su menor crecimiento desde agosto de 2021: 4,6% con relación a diciembre de 2021, frente a 4,8% en noviembre, según datos del Departamento de Trabajo publicados el viernes.

Estas cifras muestran que el crecimiento de los salarios se «modera», concluyó Ian Shepherdson, economista de Pantheon Macroeconomics, en una nota de análisis.

Noticia relacionada: Gobierno de EEUU restringe aún más el acceso al asilo en la frontera sur

Esto es «esencial para que la inflación se mantenga débil» una vez que comience a aflojar el alza de precios, añadió.

El pico de aumento de salarios se dio en marzo, con incrementos de 5,6% en la comparación interanual. En la medición mes a mes, en diciembre, el alza es de 0,3% frente a 0,4% en noviembre.

«Observamos una reducción de la presión sobre los salarios», indicó el jueves en conferencia telefónica Nela Richardson, economista jefe de ADP, una firma que gestiona el pago de salarios y publica una encuesta mensual sobre el empleo privado.

Es un dato «positivo, ya que para que la inflación se modere, los salarios deben crecer a un ritmo sano», destacó.

Los datos sobre salarios son una noticia menos bienvenida para los trabajadores, ya que «los salarios, incluso a niveles elevados, no siguen (en magnitud) a una inflación demasiado fuerte», matizó Richardson.

Las dos curvas, sin embargo, se aproximan. La inflación en noviembre marcó 7,1% en 12 meses frente a 7,7% en octubre, según el índice de precios al consumo CPI.

La disparada de los salarios sigue siendo, sin embargo, «un riesgo para la inflación, en particular (en el sector) servicios al consumidor», añadió la economista.

Escasez de mano de obra

La situación sigue bajo tensión. «Las empresas siguen obligadas a aumentar salarios para retener trabajadores y tienen dificultades para cubrir los puestos vacantes», explicó a la AFP Julia Pollak, economista jefe del sitio de anuncios de empleos ZipRecruiter.

«Por lo tanto, la presión al alza de los salarios continuará en un futuro cercano», anticipó. La escasez de mano de obra podría, además, prolongarse.

El presidente de la Reserva Federal (Fed, banco central) estadounidense, Jerome Powell, mencionó en diciembre una escasez «estructural» de cuatro millones de personas que «hacen falta» en el mercado.

La cifra se explica por retiros por jubilación desde el inicio de la pandemia, por el millón y medio de muertos por coronavirus, e insuficiente inmigración debido a la política restrictiva de la administración del expresidente republicano Donald Trump (2017-2021) a la que se sumó el cierre de fronteras por un año y medio a causa del Covid-19.

Desde hace dos años, no hay suficiente personal de servicio, choferes, profesores. Las empresas e instituciones proponen mejores seguros de salud, horarios flexibles o reducidos, la posibilidad de teletrabajar, y por supuesto, más dinero.

Los empleadores aumentan salarios, y ese fenómeno repercute luego en los precios de venta de los productos por una mayor demanda, que atiza la inflación.

Alzas de dos dígitos

En abril de 2020, cuando Estados Unidos atravesaba un período de confinamiento, los salarios subieron 8% con respecto a abril de 2019, según del Departamento de Trabajo.

Los empleados de tiendas minoristas y de la salud, en la línea de frente en un momento de alto riesgo sanitario, tuvieron los primeros aumentos importantes.

Le siguieron la hotelería, el transporte, la logística, donde «los salarios son relativamente bajos». Los trabajadores sin puestos ejecutivos tuvieron aumentos de salarios de dos dígitos durante cierto tiempo, detalló Julia Pollak.

Al mismo tiempo, muchos trabajadores se ven seducidos por la posibilidad de teletrabajar, «por ejemplo, en empleos de asistencia al cliente, que antes se hacían en espacios bastante pequeños, en call-centers ruidosos» y no eran atractivos, pero ahora pueden ejecutarse desde el confort de su propia casa.

El parámetro de empleo es importante para la Fed, que al aumentar las tasas y encarecer el crédito, trata de enfriar la economía reduciendo el crédito y por lo tanto la presión del consumo y la inversión sobre los precios, a riesgo de que el desempleo aumente, un efecto que hasta ahora no se ha producido en Estados Unidos.

También le puede interesar:


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Comparte este artículo