Un mínimo de unidades de la petrolera brasileña Petrobras se van a huelga

// EFE

Un mínimo de unidades de la petrolera brasileña Petrobras se van a huelga



Los trabajadores de un mínimo de unidades de la petrolera brasileña Petrobras iniciaron una huelga para presionar por mejoras salariales pese a que la central que agrupa a los sindicatos de la mayor empresa de Brasil recomendó seguir las negociaciones y aplazar la paralización.

Los trabajadores que tenían que asumir los turnos a primera hora de este sábado en la Refinería Gabriel Passos (Regap) y en la Termoelétrica Aureliano Chaves, ambas en el estado de Minas Gerais, se negaron a entrar en las plantas y adhirieron a la paralización, informaron fuentes sindicales.

El sindicato que representa a los trabajadores de Petrobras en el estado de Minas Gerais fue el único que rechazó la recomendación hecha por la Federación Única de los Trabajadores (FUP), central que reúne a los sindicatos de la estatal, de aplazar la huelga mientras discuten una nueva propuesta de acuerdo con la dirección de la compañía.

«Fuimos informados de la nueva propuesta de acuerdo que será negociada y de la recomendación de la FUP de esperar pero, como no alcanzamos a discutir eso con las bases en asambleas, optamos por iniciar una huelga que ya había sido anunciada», dijo el director de comunicación del Sindicato dos Petroleros de Minas Gerais (Sindpetro), Felipe Pinheiro.

El dirigente sindical agregó que la decisión de no entrar a las plantas será evaluada nuevamente con los trabajadores que tendrán que asumir los turnos de la tarde y de la noche en ambas unidades tanto el sábado como el domingo, y que tan sólo el lunes será realizada una asamblea para tomar una decisión definitiva.

Agregó que en las dos unidades de Petrobras en Minas Gerais, el segundo estado más poblado de Brasil, la adhesión a la huelga al menos en el sector operacional es de cerca del 90%.

«Recibimos informaciones de que la huelga también fue iniciada en las refinerías de Cubatao y Sao José dos Campos«, agregó Pinheiro.

Se trata de un mínimo de unidades para una empresa que cuenta con once refinerías y, principalmente, con decenas de plataformas marítimas y campos de producción en todo el país, que están operando normalmente.

El descontento de los empleados de Petrobras con las nuevas directrices de la compañía es mayor en las refinerías debido a que la empresa tiene planes de privatizar al menos ocho, entre las cuales la Regap, que está en primer lugar en la lista.

La gran mayoría de los empleados de la petrolera decidió atender la recomendación de la FUP de suspender provisionalmente la huelga que había sido convocada por tiempo indeterminado a partir de la madrugada de este sábado.

Te podría interesar también