Uber prepara su salida a bolsa para 2019 por más de $50.000 millones

// eleconomista.es

Uber prepara su salida a bolsa para 2019 por más de $50.000 millones

Las plataformas tecnológicas de movilidad calientan motores para dar el salto al parqué en un intento por buscar nuevas vías de financiación y dar salida a los fondos que apostaron por ellas cuando eran pequeñas startups. La última en anunciar su inminente salida a bolsa ha sido Uber, que con una valoración de algo más de 50.000 millones de dólares, está ultimando su «hoja de ruta para empezar a cotizar el año el viene».

En este punto, el consejero delegado de la compañía de transporte, Dara Khosrowshahi, aseguró en una entrevista con Reuters que «no le preocupa» que su principal competidor en EEUU, Lyft, trate de salir al mercado antes que ellos puesto que «habrá fondos y apetito inversor suficiente para todos». «Históricamente, ha habido muchos fondos para Uber, para Lyft, etc. No creemos que eso vaya a cambiar. Este es un mercado enorme», sentenció el dirigente.

En este punto, el rival de Uber en España y América Latina, Cabify, también ha iniciado el camino para cotizar en bolsa y prevé hacerlo en un horizonte de 18 meses. «Estamos ordenando a empresas y preparándolo todo para cotizar. Idealmente lo haremos en la bolsa española», explican fuentes de Cabify.

Así, la firma, valorada en unos 1.400 millones de euros, mantiene su apuesta por continuar en solitario pese a que ha recibido propuestas de compra por parte de firmas como Lyft. La plataforma de EEUU está participada por el fondo Rakuten, que también es inversor de Cabify.

En cuanto al futuro de Uber, Khosrowshahi descartó la posibilidad de vender su negocio, vender su brazo de investigación de vehículos autónomos ya que «hay muchas vías para monetizar el negocio y obtener beneficios de él». En este punto, confirmó que la unidad Advanced Technologies Group seguirá formando parte del grupo «tras la salida a bolsa».

El ejecutivo también señaló en declaraciones a Reuters que la empresa era «bastante optimista» de que podría reanudar las pruebas con vehículos autónomos antes de fin de año, luego de un accidente fatal en marzo que involucró a uno de esos automóviles de Uber en Tempe, Arizona.

En este punto, el gigante automovilístico nipón anunció la semana pasada que invertirá 500 millones de dólares (428 millones de euros) en la plataforma norteamericana para desarrollar conjuntamente coches sin conductor y así crecer juntos en esta nueva tangente del sector automovilística. De esta forma los grupos profundizan en su alianza.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también