Trump se impone y logra que México frene migración a cambio de no imponer aranceles

// AFP-EFE

Trump se impone y logra que México frene migración a cambio de no imponer aranceles

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo  que el acuerdo de última hora alcanzado para evitar aranceles a todos los productos de México funcionará si el vecino del sur cumple con su parte para frenar el flujo migratorio.

«México se esforzará mucho, y si lo hace, ¡este será un acuerdo muy exitoso tanto para Estados Unidos como para México!», tuiteó Trump.

Después de tres días de negociaciones en Washington, Estados Unidos y México alcanzaron el viernes 7 de junio por la noche un acuerdo sobre inmigración que deja «suspendidos indefinidamente» los aranceles del 5% que Trump amenazaba con imponer a todas las importaciones mexicanas y que entraban en vigor el 10 de junio.

El mandatario también anunció que el país vecino «aceptó comenzar de inmediato a comprar grandes cantidades de productos agrícolas a (los) grandes agricultores patriotas» estadounidenses.

Trump, que llegó al cargo tras prometer en campaña que mantendría una línea dura en materia de inmigración, informó que las tarifas aduaneras subirían 5 puntos porcentuales mensualmente hasta un máximo del 25% el 1 de octubre a menos que México, que exporta a Estados Unidos 350.000 millones de productos al año, tomase acciones contra el paso de migrantes por la frontera de ambos países.

México se comprometió a adoptar «medidas enérgicas para detener la marea de la migración» a través del país.

«Esto se está haciendo para reducir o eliminar en gran medida la inmigración ilegal», celebró Trump el sábado de madrugada, aunque no dio más datos concretos sobre las medidas.

– Las medidas antimigración –

Estados Unidos devolverá a México a todos los inmigrantes solicitantes de asilo que crucen la frontera común de forma irregular, según informaron ambos Gobiernos en una declaración conjunta.

«Aquellos que crucen la frontera sur de Estados Unidos para pedir asilo serán rápidamente devueltos a México, donde podrán esperar la resolución de sus solicitudes», indicaron los Ejecutivos de Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador.

Por su parte, «México autorizará la entrada a todas esas personas por razones humanitarias, en cumplimiento de sus obligaciones internacionales, mientras esperan la resolución de sus peticiones de asilo. México también les ofrecerá empleo, salud y educación de acuerdo a sus principios».

En los últimos meses, el Gobierno de Trump había probado ya la estrategia de devolver a solicitantes de asilo a México, pero la mayoría quedaban en libertad en Estados Unidos.

La «expansión» de este programa a lo largo de toda la frontera es el principal acuerdo que Estados Unidos y México alcanzaron y que permitió que Washington accediese a suspender los aranceles que iban a entrar en vigor el lunes a todas las importaciones mexicanas.

El otro pilar del acuerdo es el despliegue de la Guardia Nacional mexicana a lo largo de su frontera sur con Guatemala, punto por el que ingresa gran parte del flujo migratorio centroamericano hacia Estados Unidos.

«Mexico tomará medidas sin precedentes para (…) frenar la inmigración irregular», apunta la declaración.

Asimismo, México tomará «medidas contundentes para desmantelar las organizaciones de tráfico de personas y sus redes ilícitas de finanzas y de transporte».

Los Gobiernos de Trump y López Obrador también acordaron tomar «medidas adicionales» en el caso de que las acordadas hoy «no arrojen los resultados esperados» en los próximos 90 días.

Estados Unidos detuvo en mayo en su frontera sur a más de 132.000 inmigrantes, un 30% más que en abril y la mayor cifra registrada en un solo mes desde 2006.

Estos inmigrantes, en su mayoría, son familias centroamericanas que se entregan a las autoridades estadounidenses y piden asilo, trámite que les permite quedar en libertad y obtener permisos temporales de residencia y trabajo.

El Gobierno de Trump está intentando cambiar el sistema de asilo ya que considera que existe un abuso por parte de los inmigrantes, cuyas solicitudes son rechazadas en su gran mayoría tras un trámite que puede durar años.

Trump anunció hace una semana aranceles a todas las importaciones de México a entrar en vigor este próximo lunes, amenaza que forzó al Gobierno de López Obrador a negociar contrarreloj este acuerdo con Estados Unidos


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también