Toro Hardy: podrían surgir «bodegones» de gasolina a precios internacionales

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Toro Hardy: podrían surgir «bodegones» de gasolina a precios internacionales



El economista y ex director externo de Pdvsa, José Toro Hardy, no descarta que se produzca una apertura del mercado interno de combustibles ante la desesperación por la escasez de gasolina, en un esquema similar al que se permitió con el funcionamiento de los bodegones.

El economista apunta que es perfectamente posible que particulares traigan gasolina de mercados internacionales sin ser sancionados por Estados Unidos, siempre que se perciba que no tienen ninguna relación directa de negocio con Pdvsa.

En la opinión del analista, la situación del gobierno de Nicolás Maduro es muy comprometida, porque todavía no se ha afinado el mecanismo de sustitución de Rosneft como articulador de la exportaciones de crudo y las compras de gasolina de Pdvsa.

Además, el intento de reactivar parcialmente la refinería de El Palito, en Puerto Cabello, no funcionó. Por cierto, Toro Hardy calificó de «peligroso» que se recurriera al mecanismo de canibalizar equipos de refinerías.

Ciertamente, expertos en la materia han señalado que las refinerías tienen configuraciones muy específicas, en función de las dietas de crudo que procesan, por lo que no es ni sencillo ni seguro simplemente trasladar y adaptar equipos de una a otra.

En un análisis difundido por redes sociales, José Toro Hardy dijo que una apertura desordenada del mercado interno, siguiendo el esquema de los bodegones, generaría distorsiones y más diferencias en la sociedad venezolana, porque los nuevos concesionarios no son «hermanitas de la caridad», y van a vender esa gasolina a precios internacionales.

«No será un negocio tan bueno como el del contrabando», aseveró, pero el gobierno de Maduro encontraría una fórmula de paliar los efectos de la escasez en una condición, futura, de relativa normalidad.

– Grandes dudas –

Sin embargo, fuentes vinculadas a la Asamblea Nacional Constituyente insistieron en que un esquema de privatización, así sea relativa, del mercado interno de combustibles no está planteado, porque se trata de un producto estratégico para la calidad de vida de la población, y para la seguridad del país.

Los informantes indicaron haber recibido noticias de Pdvsa de que hay propuestas de entidades privadas, pero señalan que no hay posibilidad de que, en medio de la emergencia nacional, se tomen medidas de ese tipo.

En todo caso, este sería un esquema, si es que se aplica, que solo operaría para el suministro de gasolina a vehículos particulares, porque no parece probable que se extienda al transporte público de pasajeros y al movimiento de carga, al menos, de productos esenciales, cuyos costos no deberían dispararse con el visto bueno de un gobierno que ha hecho un ajuste draconiano para tratar de contener la inflación.

Por otra parte, lo de eludir las sanciones también es debatible, porque importar gasolina es una cosa y otra venderla en un mercado interno integralmente monopolizado por Pdvsa, por lo que utilizar instalaciones de almacenamiento, flota de transporte y estaciones de servicio implica firmar contratos directos con la petrolera estatal, lo que implica un riesgo frente al gobierno de Estados Unidos.

Empresas venezolanas que, de hecho, no tienen relaciones directas con la administración Maduro han sufrido, sobre todo al trabajar con bancos extranjeros, los efectos del sobrecumplimiento u «over compliance» que mantienen entidades estadounidenses para no verse expuestas a las medidas coercitivas de Washington.

Te podría interesar también