Tiziana Polesel explica por qué esquema 7+7 e inestabilidad eléctrica complican ajuste del comercio a la reconversión

// Gisell Quintana

Tiziana Polesel explica por qué esquema 7+7 e inestabilidad eléctrica complican ajuste del comercio a la reconversión



La presidenta de Consecomercio, Tizana Polesel, se refirió a la publicación de los precios que, a partir de este 1° de septiembre, deben reflejarse en la expresión monetaria actual y la nueva escala que empezará a regir a partir del 1° de octubre con la reconversión monetaria.

Recordó en una entrevista exclusiva para Banca y Negocios, que esta es la tercera reconversión monetaria en enfrenta el país, por lo que ya existe un aprendizaje en los procesos financieros y contables por parte de las empresas.

Recalcó que mostrar los precios de los productos en ambas escalas es una medida conveniente para que el público y el comercio puedan adaptarse a las cifras derivadas de la nueva expresión monetaria.

Sin embargo, detalló que existen tres problemas que ralentizan el proceso de modificación en los sistemas contables y que una empresa pequeña debe llevar a cabo 20 fases diferentes para hacer el cambio de la contabilidad que incluye además recursos humanos y revaluar los inventarios.

“Estas fases dependen de la conectividad de la energía eléctrica y de la continuidad de las operaciones y estas son debilidades que tenemos en este momento. Las empresas del comercio que no forman parte de los sectores priorizados, están bajo el esquema 7+7 y eso duplica el tiempo en el que se pueden hacer ciertos ajustes», indicó la dirigente gremial.

«La energía eléctrica, o la inestabilidad de su suministro, puede ser un problema a la hora de desarrollar estos procesos, y finalmente las empresas pequeñas y medianas que dependen de acuerdos de tercerización, deben esperar que sus proveedores los puedan atender”, explicó Polesel.

La representante del gremio comercial y de servicios destacó que inclusive la demora en la adaptación de los sistemas contables pudiera implicar el cierre de establecimientos, porque estos no podrán facturar si no se crean las condiciones para actualizar sus equipos al nuevo esquema monetario que entrará en vigencia a partir del 1° de octubre.

“Básicamente, los errores seguramente serán menos de los que tuvimos en las reconversiones pasadas, porque ya hay un cierto aprendizaje por parte de las empresas; pero hay nuevos tipos de problemas que de alguna manera pudieran incidir en que empresas tengan inconveniente en hacer el cambio que señala la Gaceta, como la intermitencia de aquellos comercios que no son priorizados”, señaló.

Consecomercio agregó que desde el lunes se están llevando a cabo reuniones en el Ministerio de Comercio por sectores y regiones donde se ha compartido algunas de las orientaciones sobre la reconversión, y aspira que estas asesorías lleguen a todo el sector en cuanto a la forma y la aplicación de este cambio.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también