Tillerson: EEUU considera restricciones a venta petróleo de Venezuela

// Reuters

Tillerson: EEUU considera restricciones a venta petróleo de Venezuela


El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, dijo el domingo que su país está evaluando el impacto de posibles sanciones a las ventas de petróleo de Venezuela, ante el efecto que la medida tendría en las empresas estadounidenses y de otras naciones.

Durante una visita a Buenos Aires, el jefe de la diplomacia estadounidense sostuvo que «no es posible estar de brazos cruzados mientras se destruye la democracia de Venezuela».

En 2017, las ventas de petróleo crudo de Venezuela a Estados Unidos fueron las más bajas desde 1991, de acuerdo a datos de Thomson Reuters, debido a las sanciones financieras de Washington contra el país.

Tras llegar a Buenos Aires, el funcionario estadounidense dijo que Estados Unidos considera limitar tanto las compras de crudo venezolano como las exportaciones de productos refinados, a fin de presionar al presidente Nicolás Maduro para que “respete la Constitución”, en medio de la crisis económica y política que vive el país.

En 2017, las ventas de petróleo crudo de Venezuela a Estados Unidos fueron las más bajas desde 1991, de acuerdo a datos de Thomson Reuters, debido a las sanciones financieras de Washington.

Las declaraciones del jefe de la diplomacia estadounidense reflejan la severa posición de Washington bajo la presidencia de Donald Trump en torno a Venezuela.

El jueves, antes de iniciar su gira por varios países de Latinoamérica, Tillerson planteó la posibilidad de que militares venezolanos decidan derrocar a Maduro, en comentarios que fueron calificados como “deplorables” por el ministro de Defensa en Caracas, Vladimir Padrino López.

El domingo en la capital argentina, Tillerson dijo que “uno de los aspectos a contemplar es qué efecto tendría en el pueblo venezolano la aplicación de restricciones”.

Aseveró que Estados Unidos estaba “evaluando los intereses comerciales (de EEUU)” y de otros países en la región antes de tomar medidas punitivas contra Venezuela, que enfrenta una hiperinflación y graves problemas de abastecimiento.

Por su parte, el canciller argentino, Jorge Faurie, dijo en la rueda de prensa junto a Tillerson que Buenos Aires realizaría un estudio preciso sobre el tema, pero afirmó que las sanciones “nunca deben dañar al pueblo venezolano”.

“Poder controlar el financiamiento que recibe el actual Gobierno (de Venezuela) (…) es un ejemplo extremadamente importante que hemos considerado, y lo que tiene que ver con las ventas de petróleo y el comercio de combustible es particularmente relevante”, declaró Faurie.

Otros gobiernos latinoamericanos han expresado con anterioridad su renuencia a tomar medidas que agudicen la crisis humanitaria en Venezuela.

“No hacer nada para terminar con esta crisis también es pedirle al pueblo venezolano que sufra”, manifestó Tillerson, que el lunes será recibido por el presidente argentino, Mauricio Macri.

Te podría interesar también