Stratfor: Venezuela será uno de los mayores retos para EEUU en tercer trimestre

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Stratfor: Venezuela será uno de los mayores retos para EEUU en tercer trimestre


La firma de inteligencia global Stratfor considera la situación de Venezuela como uno de los principales retos para la administración de Donald Trump en EEUU para el tercer trimestre de 2017, debido al posible derrumbe del gobierno de Nicolás Maduro.

De acuerdo con el reporte oficial para este periodo, se prevé que continúen las fuertes manifestaciones de calle en el país, pero la verdadera amenaza para el Ejecutivo vendrá desde adentro. Se menciona que los aliados más cercanos al primer mandatario, como Diosdado Cabello o el vicepresidente Tareck El Aissami, deberán enfrentarse a una fracción oficialista disidente.

Este grupo tendría incentivos para alinearse en contra del gobierno central en medio de una caída de popularidad, amenazas desde el ámbito militar y la posibilidad de recibir sanciones oficiales para el sector petrolero desde Estados Unidos.

«A medida que el control del PSUV sobre Venezuela se debilita, funcionarios del partido intentarán salvaguardar su propio futuro, incluso si esto significa desafiar los intentos del presidente por mantenerse en el poder», asegura Stratfor.

El informe destaca la actitud asumida por la Fiscal General, Luisa Ortega Díaz, a quien prevé que el gobierno no podrá remover de su cargo con facilidad. Asimismo, sostiene que si Maduro insiste en modificar la Constitución, Ortega puede abrir investigaciones criminales contra altos oficiales gubernamentales.

De igual forma se considera al ministro de Defensa, general Vladimir Padrino, como el más importante oficial a observar, debido a que la supervivencia del actual gobierno es del mayor interés para los militares, «pero esto podría cambiar». Stratfor afirma que mayores bajas entre manifestantes o nuevas sanciones de EEUU contra uniformados pueden llevar al funcionario a reconsiderar su posición.

En conclusión, se afirma que durante los próximos tres meses el riesgo para el gobierno venezolano seguirá aumentando a medida que pierde popularidad y pierde fuerza su coalición cívico-militar.

 

Te podría interesar también