Sigue éxodo de socios extranjeros: empresa venezolana compra participaciones de japonesa Inpex en proyectos con Pdvsa

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Sigue éxodo de socios extranjeros: empresa venezolana compra participaciones de japonesa Inpex en proyectos con Pdvsa



La empresa petrolera japonesa Inpex Corp vendió dos activos de petróleo y gas venezolanos a Sucre Energy Group, con sede en Caracas, según dijeron tres fuentes familiarizadas con la transacción, en un momento cuando las empresas multinacionales se retiran del mercado nacional afectado por la crisis.

Sucre, una empresa privada de exploración y producción centrada en la mejora de campos maduros en América Latina, compró la participación del 70% de Inpex en la empresa mixta de gas natural Gas Guárico con la petrolera estatal Pdvsa, así como su participación del 30% en la compañía mixta Petroguarico, dijeron las fuentes, que hablaron bajo la condición de anonimato porque el acuerdo aún no era público, informó Reuters.

Inpex es la última de un grupo de grandes compañías petroleras que abandonan activos otrora prometedores en Venezuela, que reivindica una de las mayores reservas de crudo del mundo, pero sigue afectada por la hiperinflación, la corrupción y las sanciones de Estados Unidos a Pdvsa, destinadas a derrocar al presidente Nicolás Maduro, calificado de dictador por Washington, indica la nota de la agencia británica.

En las últimas semanas, la francesa TotalEnergies y la noruega Equinor ASA salieron de su empresa mixta Petrocedeño con Pdvsa, con la excusa de la alta intensidad de carbono del crudo extrapesado del proyecto. Ambas empresas conservaron sus participaciones en los campos de gas venezolanos.

Un consorcio de empresas japonesas, entre las que se encuentra Inpex, también salió recientemente de su participación del 5% en la empresa mixta Petroindependencia, según informó Reuters en junio.

La entrada de Sucre Energy Group muestra cómo las empresas locales están llenando cada vez más el vacío dejado por las multinacionales en el sector petrolero y, a medida que el gobierno reduce la intervención en la economía y las restricciones al sector privado, con la esperanza de atraer inversiones frente a las sanciones.

Sucre ha invertido en el sector petrolero de Ecuador y es copropietaria de una filial de la empresa parisina Maurel et Prom que, en 2018, compró la participación del 40% de Shell en Petroregional del Lago, una empresa conjunta petrolera con Pdvsa en la cuenca occidental de Venezuela

La compañía estaba más interesada en Gas Guárico, que produce alrededor de 50 millones de pies cúbicos por día de gas natural, pero acordó comprar la participación en Petroguarico también como parte del acuerdo, dijeron las fuentes.

Los campos de gas venezolanos pueden ser más atractivos para los inversionistas que los proyectos centrados en el petróleo, porque las empresas privadas pueden tener participaciones mayoritarias y operar los campos, dijeron las fuentes consultadas de manera exclusiva por Reuters.

La ley venezolana exige que Pdvsa sea propietaria de la mayoría de las empresas mixtas de producción petrolera.

Venezuela tiene enormes reservas de gas, pero una infraestructura limitada para procesar y transportar el combustible, lo que significa que todavía no puede exportar a sus vecinos. Sólo el 10% de la población tiene conexión de gas a sus hogares, lo que significa que gran parte del carburante producido asociado al petróleo se quema, una fuente importante de emisiones de carbono.

Sucre espera un repunte de los sectores petroquímico, energético y de la industria pesada de Venezuela tras más de media década de colapso económico, lo que supondrá una fuente de demanda de gas creciente, según uno de los responsables.

A largo plazo, Venezuela podría convertirse en proveedor de gas de sus vecinos Colombia y Trinidad y Tobago.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también