Banca y Negocios Informe Privado
spp_header_2
21/04/2021 11:35 AM

Sector editorial se declara en emergencia: reporta pérdida de mercado del 70%

Sector editorial se declara en emergencia: reporta pérdida de mercado del 70%

Los directivos de los gremios que agrupan a la industria del libro en Venezuela han declarado  al sector en emergencia y claman por «respiradores».

Aspiran que la celebración del libro 2021 en Venezuela se cristalice con vacunación para la población y de forma inmediata al personal sanitario y docente.

«Ellos son los responsables de la salud física y mental de los ciudadanos; manteniendo las medidas de bioseguridad la posibilidad de trabajar en forma continua y apertura de las escuelas, incentivos fiscales y oportunidades crediticias que favorezcan la producción», señalan en un comunicado.

Añaden que «los libros son pacientes con enfermedades previas que los hacen altamente vulnerables a la pandemia»:

– Caída del consumo del venezolano, los libros han experimentado un decrecimiento exponencial en su comercialización.

– Altos costos de producción. Relación tiraje precio final.

– Ausencia durante años de licitaciones para bibliotecas.

– Diversidad cultural en franco decrecimiento.

– Digitalización de los textos vs. costos de aplicación y deficiencias de la plataforma tecnológica en Venezuela.

– Estadísticas desarrolladas en la Cámara Venezolana de Editores, basadas en información oficial publicada por el  Instituto Nacional de Estadísticas, Ine, indican una pérdida de mercado de alrededor del 70%, derivada de la prohibición de entrada de la editoriales de textos escolares privadas a los colegios públicos y la implantación de la Colección Bicentenario.

– Deficiencias formativas, de actualización y salariales para los docentes.

Con la llegada de la pandemia, al igual que otros rubros de la economía, librerías, editoriales, escuelas, imprentas, permanecieron cerradas durante meses y más recientemente con apertura intermitente. El alza de las cargas impositivas también dejó sentir su peso en el deteriorado presupuesto y con ello el cierre de más librerías y editoriales.

«Carecemos de los atractivos de los bodegones, sin embargo, somos responsables de la  generación de conocimiento, educación y cultura, pero nuestros márgenes de rentabilidad y flujo de caja están prácticamente agotados. Escasez de inventario y poca capacidad de producción es la sombra que se cierne sobre los libros», finaliza el texto.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Comparte este artículo