Se extiende el racionamiento mientras abren aliviaderos del Guri ¿Por qué parece empeorar la crisis eléctrica aunque no hay sequía?

// Karina Villarreal / @DeisyKarina8

Se extiende el racionamiento mientras abren aliviaderos del Guri ¿Por qué parece empeorar la crisis eléctrica aunque no hay sequía?



Dos hechos han llamado la atención esta semana en lo concerniente a la energía eléctrica en Venezuela. Por un lado, en redes sociales circulan imágenes y videos de la apertura de los aliviaderos de la represa de Guri, lo que descarta las fallas eléctricas y racionamientos por sequía, un hecho de por sí evidente ante las precipitaciones del último mes.

Por otro lado, destaca la inclusión del Distrito Capital en el denominado Plan de Administración de Carga de Corpoelec; una zona que diversos usuarios califican en redes sociales como “intocable”, en referencia a que, generalmente, los cortes de energía programados suceden en el interior del país y no en la capital.

Un hecho que confirmó hace menos de un mes (el 7 de agosto) el ingeniero Héctor Oswaldo Rodríguez a Banca y Negocios al señalar: “Caracas siempre ha tenido un trato preferencial porque es el centro del poder público además de tener el  poder económico de mayor cuantía. Allí se concentra en este instante con Corpoelec el control de la distribución de la carga disponible en el momento. Cuando hay fallas de generación siempre se raciona más hacia el interior. La zona occidental es la más golpeada, así como el oriente. Caracas no, porque así se determina”.

De allí que para la ciudadanía la inclusión del Distrito Capital en el plan de racionamiento sea tan llamativo, especialmente cuando el acostumbrado argumento de la sequía no pueda ser utilizado en pleno desarrollo de la temporada de lluvias; menos después de la confirmación de que la Represa del Guri está llena.

Por todo ello, Banca y Negocios consultó a un especialista confiable en materia de energía, quien por razones laborales pidió resguardar su identidad. El experto aclaró que el hecho de que la represa esté llena no significa que se pueda generar más electricidad y, añadió, que aunado al tema de la generación debe considerarse que el Sistema Eléctrico Nacional está comprendido de muchos elementos que se encuentran en deterioro y que no pueden funcionar adecuadamente aunque no haya sequía.

– Que haya más agua no significa que hay más generación eléctrica –

 

“Yo no entiendo por qué están haciendo tanto ruido por el hecho de que se hayan abierto los aliviaderos de Guri y se mantengan los racionamientos. No tiene nada que ver una cosa con la otra. Puede haber mucha o poca agua, pero el conflicto aquí es que el sistema eléctrico completo presenta fallas, con agua o sin ella, con lluvia o con sequía, con el fenómeno del niño o con el de la niña”, expresó.

“Para ser más claro, el sistema eléctrico no depende exclusivamente de la disponibilidad de agua. La mayoría de la gente piensa que porque dependemos de la energía hidroeléctrica, a más agua debería haber más generación, pero eso no es así. Claro que cuando hay una fuerte sequía la red de generación hidroeléctrica va a verse afectada pero eso no significa que cuando haya muchas lluvias va a haber más generación de energía. Primero porque eso depende de una capacidad de generación y esa capacidad está determinada no solo por el agua disponible sino por la instalación, por la estructura”, explicó.

Vale recordar que Venezuela tiene una capacidad de generación instalada de unos 28.000 megavatios, de los cuales se están generando efectivamente solo unos 8.000. Mientras, la demanda ronda los 11.000 megavatios.

– Sistemas de distribución –

El ingeniero apuntó que, además del problema de raíz en la generación, la crisis eléctrica venezolana también involucra la transmisión y distribución.

En sus propias palabras: “Se puede generar mucha energía allá en Bolívar, pero si no hay forma de llevarla hasta Caracas o hasta Maracaibo o hasta donde tenga que llegar, se van a mantener tanto los racionamientos como las fallas inesperadas”.

Por ello, dijo, le llama la atención que “aún haya gente que hace tanto ruido de que no puede haber problemas eléctricos sino solamente cuando hay sequías”.

– Fallas durante las lluvias –

El especialista mencionó que, de hecho, Venezuela tiene “bastantes experiencias con las fallas eléctricas cuando llegan las lluvias”, lo que acotó que hasta cierto punto es normal, en tanto que suceden caídas de árboles que arrastran el tendido eléctrico, se producen interferencias, inundaciones, derrumbes que afectan algún componente del sistema eléctrico, y demás incidentes que ocasionan fallas puntuales.

“Pero más allá de cortes eventuales por lluvias, en un entorno de condiciones normales, verdaderamente puede resultar llamativo que haya racionamiento sin sequía. Pero eso lo que nos dice en este momento es que no se está en condiciones de generar la energía pese a que la capacidad está instalada; y también nos dice que se mantiene la vulnerabilidad en todo el sistema, con lluvia o sin lluvia”, remarcó.

– Caracas con racionamiento –

Corpoelec incluyó zonas del Distrito Capital en el PAC el 23 de agosto | Foto: Corpoelec

Sobre la inclusión de Caracas en el «Plan de Administración de Carga», la fuente indicó que, en efecto, puede deberse a que exista un mayor grado de vulnerabilidad en la generalidad del sistema. Sin embargo, cree que, en realidad, la causa de esa inclusión se debe a otros factores más concretos.

Entre ellos, señaló que podría tratarse de racionamientos generados por dificultades concretas en las subestaciones que distribuyen la energía hacia esa zona. En ese sentido, recordó que a inicios de este mes se produjo una falla en la subestación Tacoa, estado Vargas, que ocasionó un apagón en la región capital. Ve esta opción como la más probable.

Añadió que otra opción probable, y atada a la anterior, es que Corpoelec tenga planificado ejecutar una serie de acciones de mantenimiento de gran envergadura que impongan la necesidad de un cronograma de cortes frecuentes.

Llamó la atención sobre el hecho de que la compañía eléctrica hace publicaciones mencionando tres tipos de cortes, que se explican a continuación, de acuerdo con el análisis realizado por la fuente:

-Cortes eventuales o accidentales: se trata de las fallas que ocurren por algún incidente del momento -se inundó una subestación, se cayó un cable de alta tensión o lo que sea- Por supuesto que estos cortes no están programados.

-Mantenimiento Programado: como lo dice la categoría, con estos Corpoelec avisa que habrá un corte en determinados sectores para realizar labores de limpieza, reemplazo de materiales, etcétera.

-Cortes del Plan de Administración de Carga: Los avisos en esta categoría lo que indican es que hay un conflicto continuo que impone la necesidad de aplicar racionamientos recurrentes en esa zona. Para casi todo el país, ese conflicto está originado en la poca generación. Es decir que tienen que cortar la energía en un sitio para evitar una sobrecarga que lleve a un apagón. Y esto ocurre sin que haya ningún mantenimiento ni nada parecido en esa zona.

“Lo que a mí me resulta llamativo con el tema de Caracas es que está incluida en esta última categoría aunque en los propios avisos se explica que hubo labores ejecutadas para la reparación de cableado subterráneo y sustitución de copas terminales en la Subestación Eléctrica Bella Vista 30 / 4.8 kV.  Pero si solo se trataba de esa acción de mantenimiento, podrían haberla publicado como un corte de tipo Mantenimiento Programado”, aseguró.

Argumentó que con base en eso concluye que el racionamiento para el Distrito Capital se debe a una falla localizada que generará diversas acciones para repararla y que hace necesarios los cortes frecuentes.

“Es decir que, considero que si a ese mantenimiento se le incluyó en la categoría de Plan de Administración de Carga es porque se seguirán ejecutando acciones de ese tipo con cierta frecuencia. Pero eso solo lo podremos inferir en función de los anuncios que haga Corpoelec de aquí en adelante”, dijo.

Y finalizó, reiterando que “no porque haya más agua va a haber mayor capacidad de generación, ni mucho menos de distribución. El deterioro está en las subestaciones, en las torres de distribución, en el cableado, en los transformadores, en todos lados. El problema está el sistema, no en el agua”.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también