Se confirma compra de Opel a GM por 2.200 millones de euros

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Se confirma compra de Opel a GM por 2.200 millones de euros


El grupo automovilístico PSA Group ha anunciado hoy, de manera oficial, la compra al estadounidense General Motors (GM) de su filial Opel/Vauxhall en una operación de 2.200 millones de euros. La nueva firma será el ‘número dos’ del sector en Europa y desafiará al líder del mercado Volkswagen.

La compra, de la que ya se había hablado en los últimos días, se desglosa en la adquisición, por una parte, de Opel/Vauxhall por 1.300 millones de euros, y por otra la de la filial financiera de GM en Europa por 900 millones.

El fabricante de los coches Peugeot y Citroen espera, gracias a esta adquisición con la que aumenta su cuota de mercado en Europa al 17% (el pasado año su producción conjunta fue de 2,95 millones de vehículos), realizar 1.700 millones de euros de sinergias anuales de aquí a 2026, que en «una parte significativa» se deberían conseguir de aquí a 2020.

Unos ahorros que -subrayó el fabricante francés- «deberían contribuir a acelerar la recuperación de Opel/Vauxhall», en referencia a la delicada situación financiera de la empresa, que lleva 16 ejercicios consecutivos de pérdidas: 257 millones de dólares (unos 242 millones de euros) en 2016 después de los 813 millones de 2015.

Acelerar su recuperación

El presidente de PSA, Carlos Tavares, se mostró «orgulloso» de poder «unir fuerzas» con dichas marcas y aseguró estar «profundamente comprometido» en continuar desarrollando esta gran compañía y en acelerar su recuperación, al tiempo que añadió que esta operación supone una «extensión natural» de la cooperación entre los grupos y se mostró deseoso de llevarla «al siguiente nivel». Tavares dice que las plantas de Opel en España pueden estar «tranquilas».

«Tenemos la intención de gestionar PSA y Opel/Vauxhall para capitalizar sus respectivas identidades de marca. Al haber creado juntos productos ganadores para el mercado europeo, sabemos que Opel/Vauxhall es el socio adecuado», subrayó el máximo responsable de la corporación francesa. Al mismo tiempo, Tavares se mostró convencido de que la recuperación de estas firmas se acelerará de forma significativa gracias al apoyo del Grupo PSA, al tiempo que indicó que respetará los compromisos adquiridos por General Motors con los trabajadores de Opel y de Vauxhall.

Por su parte, la presidenta y consejera delegada del grupo estadounidense, Mary Barra, aseguró estar satisfecha de que General Motors, los trabajadores de Opel y de Vauxhall y PSA hayan creado una nueva oportunidad de reforzar la evolución a largo plazo de sendas empresas a través del éxito de colaboraciones anteriores.

«Para General Motors esto representa otro gran paso en el trabajo que está permitiendo mejorar su rendimiento y acelerar este momento positivo. Creemos que este nuevo capítulo sitúa a Opel/Vauxhall en una situación más sólida en el largo plazo», explicó la directiva de la compañía con sede en Detroit (Michigan).

Sinergias de 1.700 millones

Por otro lado, las dos corporaciones aseguraron que esta operación permitirá la generación de sinergias y de economías de escala anuales por importe de 1.700 millones de euros para 2026 en las áreas de compras y de producción.

La previsión es que gran parte de estas sinergias se logren en 2020, al tiempo que se estima que Opel y Vauxhall logren un margen operativo recurrente del 2% para dicho ejercicio, mientras que en 2026 el objetivo es llegar hasta el 6%. Además, en 2020 confían en lograr flujo de caja positivo.

Dentro de esta operación, PSA, junto con BNP Paribas, se hará con todas las operaciones europeas de GM Financial, para lo que se formará una nueva ‘joint venture’ al 50% que mantendrá la actual plataforma y el equipo de dicha división en el continente europeo. Esta nueva empresa conjunta se consolidará por parte de BNP Paribas.

Las dos corporaciones afirmaron que la compra de Opel y de la filial financiera de General Motors en Europa generará una inmediata mejora del beneficio, de los márgenes y del cash flow, al tiempo que servirá para que la compañía estadounidense reduzca los requisitos de balance de caja en 2.000 millones de euros bajo este nuevo marco de capital.

Finalmente, PSA y General Motors aseguraron que prevén seguir colaborando en el desarrollo de tecnologías de electrificación de los vehículos, así como en los acuerdos que mantienen en el campo del suministro de Holden y de ciertos modelos de Buick, mientras que la firma francesa podrían potencialmente suministrar sistemas de pila de combustible a la joint venture formada entre GM y Honda.

Te podría interesar también