Samsung tendrá que reemplazar un millón de Galaxy Note 7 ya vendidos en EEUU

// Reuters


Samsung Electronics retirará un millón de teléfonos inteligentes Galaxy Note 7 vendidos en Estados Unidos, que reemplazará o reembolsará a los clientes, debido a serios peligros de que sus baterías se incendien, lo que ha perjudicado la imagen de la empresa coreana. Una medida que será incentivada por la compañía después de que el departamento de consumo del país haya ordenado su retirada del mercado.

Samsung ha recibido 92 informes de baterías que se han sobrecalentado en el país, incluyendo 26 denuncias de incendios y 55 de daños a la propiedad, ha comunicado la compañía de forma conjunta con la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de Estados Unidos (CPSC, por su sigla en inglés).

La empresa ya había dicho este mes que reemplazaría todos los Galaxy Note 7 equipados con baterías que fueran propensas a incendiarse y que paralizaría las ventas en diez  mercados.

La retirada es un revés económico para Samsung, ya que contaba con el Galaxy Note 7 para impulsar sus ventas, justo cuando su rival Apple acaba de presentar los nuevos iPhone 7 y iPhone 7 Plus.

Te podría interesar también