Ricardo Ríos: Acuerdo con OPS puede ser un precedente para desentrabar diálogo político

// Por: Armando J. Pernía / @ajpernia

Ricardo Ríos: Acuerdo con OPS puede ser un precedente para desentrabar diálogo político



A juicio del politólogo Ricardo Ríos, presidente de la consultora Poder & Estrategia, el acuerdo alcanzado por la Organización Panamericana de Salud con el gobierno de Nicolás Maduro y la Asamblea Nacional electa en 2015, a través de su presidente Juan Guaidó, es un «precedente importante» y un mecanismo de comunicación que puede ayudar a resolver otros temas urgentes, como las crisis en los sectores eléctrico y energético.

A juicio de Ríos, en conversación con Banca y Negocios, Nicolás Maduro salió ganando en esta circunstancia, porque la oposición que lo considera ilegítimo y presidente de un gobierno inexistente, en términos jurídicos, tuvo que reconocerlo aunque fuera de facto.

Ahora, no se trata de una victoria completa, sino de un avance, porque, a su vez, Maduro tuvo que reconocer, de facto, a una Asamblea Nacional «en desacato», según reiteradas sentencias del Tribunal Supremo de Justicia.

«Me sorprendió que no hubiera un impacto mediático más grande alrededor del documento. Que ni Jorge Rodríguez ni el sector de Guaidó presentaran el acuerdo con bombos y platillos. Lo que eso indica es el temor que ambas partes tienen a sus propios sectores radicales». Ese es un dato relevante para entender la política en Venezuela.

– Otros problemas –

Lo más relevante, para Ríos, es que este acuerdo puede crear un mecanismo útil de gestión de problemas de alto impacto social, más allá de la crisis con el coronavirus, y recordó la existencia de una iniciativa para conseguir recursos indispensables para rescatar parcialmente el sector eléctrico. Incluso, se atrevió a suponer que podría haber una iniciativa similar para enfrentar la crisis del sector petrolero.

Ríos no ve un impacto inmediato o demasiado concreto en lo político, pero sí observa que este mecanismo puede conducir a pactos de mayor calado para reducir el nivel de «asfixia al que está sometida la sociedad venezolana».

Ambos sectores no se reconocen formalmente, no renuncian a sus discursos mutuamente excluyentes, pero otros analistas han sostenido que, por ejemplo, los verdaderos perdedores a partir de este hito son los opositores reunidos en el pacto de la Casa Amarilla y la directiva de la Asamblea Nacional de Luis Parra -que recibió otro golpe este jueves con el desconocimiento formal de la Unión Europea-, cuya posible pertinencia política queda claramente quebrada en los hechos.

Para Ríos, el papel desempeñado por la Organización Panamericana de la Salud debe ser motivo de análisis en la comunidad internacional. «Es destacable que el documento que firmaron representantes de ambas partes fue muy técnico, riguroso, sin espacio para la propaganda política de ninguno de los dos sectores. Marca una aproximación diferente al conflicto político».

Sobre la medida de casa por cárcel para el tío materno de Juan Guaidó, Ríos dice que su vinculación al acuerdo propuesto por la OPS no es una «hipótesis confirmada». Si lo fuera, abre la posibilidad de que las partes pudieran poner condiciones sobre asuntos adicionales. Habrá que estar atentos a los acontecimientos en las próximas jornadas.

Te podría interesar también