Repsol construirá planta de combustibles sintéticos con cero emisiones de C02

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Repsol construirá planta de combustibles sintéticos con cero emisiones de C02



Repsol, en colaboración con otras entidades, prevé construir en Bilbao una de las mayores plantas del mundo de producción de combustibles con cero emisiones netas a partir de CO2 e hidrógeno verde, con una inversión inicial de 60 millones de euros o 67,5 millones de dólares, y otra de generación de gas a partir de residuos urbanos, presupuestada en 20 millones.

Ambas instalaciones estarán situadas, como primera opción, en el puerto de Bilbao y su entorno y supondrán una inversión inicial conjunta de uno 80 millones de euros, unos 90 millones de dólares, presupuesto que será aportado principalmente por la petrolera y que podría aumentar en caso de comprobarse su viabilidad tecnológica y escalabilidad.

Durante la presentación de forma digital de ambos proyectos, el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha subrayado que harán esta inversión «relevante» en medio de la pandemia de la covid-19 y que con estos dos proyectos industriales de descarbonización, siguen avanzando decididamente en la transición energética y en el objetivo de ser una compañía cero emisiones netas en el año 2050.

Además, suponen un nuevo ejemplo de la necesaria colaboración público-privada para afrontar retos como el de la lucha contra el cambio climático e impulsar al sector industrial de valor añadido como una de las claves para lograr una rápida recuperación económica.

Así, para la planta de combustibles sintéticos y alimentada con energía de origen renovable, Repsol cuenta con socios como Petronor, en la que controla más del 85 % del capital y dueña de uno de los mayores centros industriales de España; y el Ente Vasco de la Energía (EVE), referente público en transición energética.

También participará en este proyecto la petrolera saudí Aramco, la mayor del mundo con la que Repsol mantiene un acuerdo de colaboración tecnológica para el desarrollo de combustibles sintético, ha recordado Imaz.

La planta producirá combustibles con agua y CO2 como únicas materias primas y que podrán utilizarse en motores de combustión (que actualmente supone el 99 % del parque automovilístico español), así como en aviones, camiones y en otras aplicaciones.

La instalación, que estará totalmente operativa en un plazo de cuatro años, producirá inicialmente unos 50 barriles equivalentes al día de combustible sintético, con cero emisiones netas de CO2 en todo su ciclo productivo.

Este año se empezará con la ingeniería conceptual del proyecto, según Imaz, quien ha recordado que Petronor es la única refinería de la Península Ibérica y una de las pocas de Europa que ha integrado procesos de captura, almacenamiento y uso del CO2 y está previsto que pueda realizar captura directa del aire.

Por su parte, la planta de generación de gas a partir de residuos urbanos también se ubicara en el puerto de Bilbao y su entorno como opción prioritaria y supondrá una inversión inicial de 20 millones, liderada por Petronor.

El gas se empleará para sustituir parte del consumo de combustibles tradicionales que la refinería vasca utiliza en su proceso productivo.

En una primera fase, esta planta de pirólisis podrá procesar unas 10.000 toneladas al año de residuos urbanos y su capacidad podrá ampliarse en fases posteriores hasta 100.000 toneladas al año, aproximadamente, el equivalente a todos los residuos urbanos del entorno.

Te podría interesar también