Regulador sanitario de Brasil cuestiona aprobación de vacuna china anticovid-19

// AFP

Regulador sanitario de Brasil cuestiona aprobación de vacuna china anticovid-19


El ente regulador sanitario brasileño (Anvisa) afirmó que China usa criterios que «no son transparentes» para lograr la aprobación de emergencia de su vacuna CoronaVac contra el coronavirus, el inmunizante en fase final de ensayos en Brasil.

«Los criterios chinos aplicados para conceder la autorización de uso de emergencia en China no son transparentes», indicó Anvisa en un comunicado.

Advirtió además contra la «influencia de asuntos relacionados con la geopolítica» en la promoción de las vacunas.

La CoronaVac, producida por el laboratorio privado chino Sinovac en asociación con el Instituto Butantan de Sao Paulo, ha sido objeto de tentativas de desprestigio por parte del presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro, que la ve como una herramienta tanto del gobernador del estado de Sao Paulo (sureste), Joao Doria, como del régimen comunista chino.

Bolsonaro llegó a referirse a ella como «la vacuna china de Joao Doria», su posible adversario en las elecciones presidenciales de 2022.

Doria anunció este lunes que el instituto Butantan había cambiado de planes y que presentaría a Anvisa un pedido de autorización definitivo, y no de uso de emergencia, para el inmunizante CoronaVac en Brasil, donde la pandemia ya provocó casi 7 millones de contagios y más de 181.000 muertes.

La solicitud se entregará el 23 de diciembre. Doria anunció la semana pasada que esperaba empezar a aplicar la vacuna el 25 de enero próximo en este estado de 46,2 millones de habitantes, el más poblado de Brasil.

El ente regulador, que envió a inicios de diciembre a un grupo de técnicos para inspeccionar la planta de Sinovac en Pekín, alerta además sobre «la potencial influencia de asuntos relacionados con la geopolítica que pueden permear las discusiones nacionales».

Cita como ejemplo el riesgo de que un país «anteponga sus intereses nacionales» al autorizar una vacuna para sus propios ciudadanos.

El gobierno brasileño asegura que tiene garantizado el acceso a 300 millones de dosis de vacunas, principalmente la desarrollada por la Universidad de Oxford en alianza con el grupo AstraZeneca y el instituto brasileño Fiocruz, y la iniciativa internacional Covax Facility. Negocia además otras 70 millones de dosis con Pfizer.

El gobierno presentó la semana pasada un «plan» de vacunación, con sectores prioritarios para recibirlo, pero sin fecha de inicio de la campaña. La corte suprema lo emplazó este lunes a comunicar esa fecha antes del miércoles a las 16H50 GMT.

Te podría interesar también