Refinería de Esmeraldas, la más grande de Ecuador, tendrá una gestión público-privada

// EFE

Refinería de Esmeraldas, la más grande de Ecuador, tendrá una gestión público-privada



La Refinería de Esmeraldas, la más grande de Ecuador con capacidad para refinar 110.000 barriles diarios de crudo, tendrá una gestión compartida entre una empresa privada y la pública Petroecuador, de acuerdo a un nuevo decreto presidencial.

El Ministerio ecuatoriano de Energía y Recursos Naturales No Renovables informó en un comunicado que junto a la Cartera de Economía y Finanzas y la empresa estatal Petroecuador, «definirán el mecanismo contractual para que un inversionista privado aporte, a su cuenta y riesgo, para mejorar la gestión, suministro y calidad de combustibles producidos en la Refinería de Esmeraldas».

Con esta decisión se busca que la inversión privada sirva para mejorar la calidad del combustible refinado.

El decreto ejecutivo 1094, suscrito este 10 de julio por el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, autoriza de «forma excepcional» la gestión conjunta entre la empresa privada y la petrolera pública para la operación de Refinería de Esmeraldas.

Al respecto de la decisión, el titular de Energía, René Ortíz, aclaró que «no se trata de un proceso de monetización», sino de «transferencia y delegación de una parte de las operaciones de la Refinería Esmeraldas, patrimonio que sigue siendo del Estado ecuatoriano».

El boletín oficial indica que un equipo interinstitucional del Ministerio energético, el de Economía y Petroecuador, fijará el procedimiento administrativo y jurídico, que determine el modelo o modalidad contractual de la delegación a la iniciativa privada, que sea acorde con el marco legal vigente.

La empresa privada seleccionada, tras seguir un proceso contractual, deberá por su cuenta y riesgo realizar estudios y las inversiones necesarias que aseguren la operatividad de la planta, y que a la vez,»garantice el suministro continuo de derivados de hidrocarburos bajo estándares internacionales de operación, calidad y estrictas normas ambientales».

La refinería ha tenido varias incidencias en los últimos años, la última a principios de abril pasado cuando se vio obligada a suspender operaciones debido a un daño originado en el Sistema Nacional Interconectado.

En agosto del año pasado Moreno autorizó la construcción de una refinería de petróleo en una zona costera de Ecuador, cuya financiación recaerá sobre capital privado.

Te podría interesar también