Rebote del crudo hace que buques petroleros vuelvan a navegar más rápido

// economiahoy.mx


El petróleo llegó a ceder los 30 dólares con la superabundancia productiva. Hasta los petroleros navegaban más despacio para almacenarlo. Con el rebote y la creencia de que la sobreoferta se corregirá en 2016, estos barcos dejan de ser depósitos artificiales, que en algunas zonas ya están ocasionando pérdidas.

La OPEP decidió en 2014 no bajar su producción para que Estados Unidos dejase de sacar petróleo a través de métodos como el fracking, lo que deprimió el precio por debajo de los 30 dólares. Con las reservas en máximos y al límite de su capacidad, cualquier lugar era bueno para guardarlo. Jaume Puig, de GVC Gaesco, señala que «entonces, los petroleros estaban transportando crudo un 10% más lento de lo habitual», para servir, aunque fuera unos días, de almacén.

Desde la misma entidad, Albert Enguix, cree que «parece que esto ya no pasa con el crudo sobre los 45 dólares». Con la caída de la producción en Estados Unidos y el aumento de la demanda «se está usando el crudo que se mantenía en las reservas», concluye.

Con la fiebre productora instalada en Estados Unidos hasta hace unos meses, cualquier lugar era idóneo para almacenar petróleo. En ese periodo, Cushing (Oklahoma), punto de entrega más importante, llegó a almacenar hasta 64 millones de barriles. Según la Agencia de Información de la Energía (EIA), representaba una cifra récord del 87% de la capacidad. Más recientemente, la EIA publica que la semana pasada el país tenía guardados 526.67 millones barriles, lo que, aunque es el nivel más bajo desde marzo, sigue cerca de ser el más alto desde 1930. Según detalla Miguel Ángel Bernal, profesor del Instituto de Estudios Bursátiles, «Estados Unidos ha pasado de ser importador a ser el país con mayores reservas». Esto le llevó en 2015 a levantar el veto a las exportaciones, vigente desde los 70.

Preparación contra las limitaciones

Para Goldman Sachs, en distintos lugares donde se almacena el crudo se están «preparando en contra de limitaciones de almacenamiento y logística». Es decir, buscan soluciones antes de que se desborden. Y, además de petroleros transportando crudo lentamente, los vagones en vías abandonadas así como grandes buques varados en los puertos también son un buen almacén.

Los vagones son los nuevos tanques de almacenamiento por su poca rentabilidad para transportar crudo. Daniel Lacalle, director de inversiones de Tressis Gestión, apunta a camiones vacíos o almacenamientos subterráneos para este fin. El experto extiende el problema a Europa, donde asegura que «está en máximos de los últimos años». Sin embargo, a este lado del Atlántico el método para guardar excedentes están siendo barcos o grandes buques petroleros parados en los puertos.

Hace más un año, The Wall Street Journal indicaba que se estaban construyendo a un ritmo elevado tanques de almacenamiento y alquilando grandes buques cisterna. Además, las construcciones para este fin de 2009, cuando las reservas estaban altas, se estaban agotando. Estas instalaciones, a las que se les añaden las cavernas de sal, guardan crudo durante días cuando existe un equilibrio de oferta y demanda. Ahora lo hacen durante semanas o meses.

El banco estadounidense Morgan Stanley asegura que en algunos lugares, esta técnica provoca pérdidas, concretamente en los estrechos de Malaca, entre Singapur y Malasia. La entidad indica que no es rentable ya que el almacenamiento de un mes del Brent supone una pérdida de 0.48 dólares. Por ello sugieren que no hay «ningún incentivo para almacenar petróelo en buques» aunque «los bancos están viendo un fuerte aumento de los intereses para financiar los fletes de almacenamiento».

Te podría interesar también