Rafael Quiroz: hay grietas en la OPEP+ que amenazan su unidad

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Rafael Quiroz: hay grietas en la OPEP+ que amenazan su unidad



La reunión de la OPEP+ culminó sin haber ratificado los recortes aprobados en abril, que iban desde mayo a julio de este mismo año, pero sí con grietas que desde lejos parecieran amenazar su unidad, según lo afirma el economista petrolero, Rafael Quiroz.

Tal encuentro fue cancelado después de tres días de deliberaciones, cuando los Emiratos Árabes Unidos (EAU) rechazaron la propuesta de incrementar mensualmente la producción entre agosto y diciembre de este año en 400.000 barriles diarios (b/d), y extender hasta diciembre de 2022 la duración del pacto de abril 2020.

Los EAU, en una posición que Quiroz considera “muy individual”, aceptaron el incremento hasta diciembre, pero exigen discutir las bases de producción antes de apoyar la extensión del pacto de 2020; esto le permitiría subir su producción en 672.000 barriles por día.

Según el economista, esto acontece en momentos cuando muchos esperan que las acciones de la OPEP+, de administrar sin precipitaciones su oferta petrolera, contribuya con ello, en esta oportunidad, a mantener un curso moderado de los precios que evite alimentar presiones inflacionarias, derivadas de un ciclo alcista de materias primas que ha hecho sonar las alarmas de los bancos centrales y que pondría en riesgo una recuperación de la economía mundial que se espera en torno a 6% en 2021.

La cancelación de la reunión 181 de la OPEP+ sin que se sepa cuándo podría volver a realizarse, empaña la imagen de esta alianza de 23 países y abre las grietas en el seno de esta organización que requiere de unidad permanente.

Un elemento que ha aumentado la efectividad de las actuaciones de la OPEP+ ha sido que, aun cuando los precios del petróleo se han recuperado por encima de 50%, este año no se espera, por ejemplo, que la producción en las cuencas de lutitas en Estados Unidos (EE.UU.) suba como sucedía antes de la crisis del Covid 19 en 2020.

Quiroz explicó que sigue prevaleciendo la cautela entre las empresas de ese sector, debido a las exigencias de retornos por parte de los inversionistas antes que incrementos de la producción, como fue lo usual hasta 2019, por lo cual el flujo de caja que les ha significado la mejoría del mercado petrolero en 2021, se está destinando a reducir deuda y entrega de dividendos, antes que agenciar mayores volúmenes de producción.

En este caso, el problema del mercado petrolero nuevamente no es un problema de producción, sino de deuda y dividendos.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también