¿Qué se puede esperar de la relación entre Venezuela y EEUU bajo el gobierno de Trump?

// Freddy Campos @frecam


A pesar de que la mayoría de las encuestas daban como ganadora a su rival, Hillary Clinton, hasta pocos días antes de las elecciones presidenciales de este martes, Donald Trump consiguió convertirse en presidente de los Estados Unidos

De acuerdo con los resultados preliminares tras la jornada de votación, Trump superó los 270 votos de colegios electorales necesarios para asegurar la presidencia, con triunfos en estados decisivos como Ohio y Florida. 

Lectura recomendada: Félix Arellano en #YotePregunto: ¿Cómo será la relación de Trump con Venezuela

El polémico magnate de los bienes raíces y los medios de comunicación consiguió el éxito tras una campaña caracterizada por la provocación, mensajes antipolíticos encaminados a generar miedo en el electorado que muchas veces fueron criticados por apelar a la xenofobia y el odio. 

000_hv656

BancayNegocios.com conversó con el presidente del Colegio de Internacionalistas de Venezuela, Juan Francisco Contreras, quien nos ofreció sus apreciaciones sobre lo que cabe esperar de la presidencia de Donald Trump en múltiples aspectos. 

Relación diplomática y comercial con Venezuela

En el ámbito de los lazos bilaterales puramente diplomáticos, el especialista opina que quizás habrá un efecto más declarativo o mediático, pero no va a ser mucha la diferencia en el fondo. A su juicio, el equilibrio institucional que caracteriza a la democracia estadounidense permitirá poco margen de maniobra al nuevo mandatario para realizar cambios bruscos de acuerdo con su temperamento, aunque sus declaraciones de seguro darán mucho de qué hablar.

Lectura recomendada: Así se despide Barack Obama de la presidencia

Ahora bien, en cuanto al ámbito comercial, en que el Estado venezolano mantiene deudas, atrasos y juicios abiertos con numerosas transnacionales, considera que se hará desde la Casa Blanca una defensa a ultranza del empresariado norteamericano y sus intereses. 

Política hacia Latinoamérica 

Donald Trump siempre se ha referido a Latinoamérica a través de sus actitudes hacia México. Contreras interpreta que el candidato metió en un solo paquete a todos los países al sur del Río Grande. Más allá de sus promesas de construir un inmenso muro fronterizo y deportar a aquellos inmigrantes con antecedentes, en el ámbito económico el tema latinoamericano «le resbala» a Trump, «quizás por ignorancia», afirma. 

Cree que el foco principal de la política exterior estadounidense seguirá siendo el Medio Oriente, con la región latinoamericana bastante relegada en cuanto a prioridades. 

Política de integración económica

Trump prometió acabar con el Nafta, el tratado de libre comercio de América del Norte, y ha asegurado a la población que hará volver a las empresas que trasladaron operaciones a México. «No creo que vaya a ser cierto», proyecta Contreras, para quien es posible que el nuevo jefe de Estado reformule ciertos aspectos de los convenios, pero «en líneas generales, echar el Nafta para atrás va a representar una situación complicada para EEUU». 

Lucha contra el terrorismo

La promesa fundamental de impedir el ingreso a cualquier musulmán que represente una amenaza para Estados Unidos se puede interpretar como una oferta para «público de galería», en opinión del entrevistado. Tampoco suena creíble su propuesta de salir de la OTAN, que equivaldría a desarmar esta organización. Al mismo tiempo, cualquier posible alianza con Putin sería refrenada por el estamento militar. 

 Galería: Así se vivieron las elecciones 2016 en Estados Unidos
 

Política petrolera y de seguridad energética

El tema petrolero y energético seguirá siendo de importancia estratégica durante el gobierno de Donald Trump, privilegiando el mantenimiento de un alto nivel de reservas y limitando el nivel de importaciones de crudo. 

Las condiciones que generaron la sobreoferta de petróleo en el mercado y que llevaron al derrumbe de los precios permanecerían, ya que impulsar la extracción de crudo de esquistos seguirá siendo un objetivo estratégico pese a la continuidad de los bajos precios, en opinión de Contreras. 

Te podría interesar también