spp_header_1
spp_header_2
14/10/2023 09:35 AM
| Por *Hermes Alexander Pérez F.

#Análisis | Propuestas macroeconómicas ante la menor actividad del país

Estimular el consumo y reducir el encaje legal son algunas propuestas del economista Hermes Pérez para reducir el impacto recesivo en el país.

#Análisis | Propuestas macroeconómicas ante la menor actividad del país

Venezuela evidenció una contracción de su actividad de 7,6% y de 6,3% en el primer y segundo trimestre de 2023, según el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF).

Las causas de dicho fenómeno son variadas y se pueden clasificar en diversos aspectos.

Para afrontar esta situación, se ofrecen un conjunto de medidas de carácter coyuntural, con el fin de reducir el impacto recesivo y en lo posible estimular el crecimiento en lo que resta de 2023 y para 2024.

Noticia relacionada: #Datos | El FMI da una imagen «estable» de Venezuela, aunque con inflación sobre 200% en 2023 y 2024

Aquí, siete propuestas de medidas de orden macroeconómico:

1.- Se debe estimular consumo por dos vías:

a.- Abatiendo la inflación, lo que significa la reducción del financiamiento monetario y el cierre de la brecha fiscal.

b.- Mejorando los ingresos familiares. Una vía sería elevar el salario mínimo (USD50-100). Esto último pudiera resultar contradictorio a lo anterior pero no lo es. El alza del salario mínimo estimularía el consumo que está muy deprimido, lo cual elevaría el ingreso fiscal por el mayor pago de los diversos impuestos atados al consumo como el Impuesto al Valor Agregado (IVA). En paralelo, más consumo, significaría más compras de bienes y servicios, lo que vendría acompañado de una mayor actividad comercial, y consecuentemente, el mayor pago impositivo de dichas actividades. Al final, el alza del salario mínimo y el mayor gasto fiscal, se verían compensados con mayores ingresos fiscales. El peor escenario fiscal es uno recesivo, con poco consumo y con menor actividad, lo que limitaría el pago de impuestos.

2.- Reducir el encaje de 73% a 50% en lo que resta de 2023 y evaluar un nuevo recorte a 40% y 30% en 2024.

El crédito es fundamental para el crecimiento saludable y sostenible de cualquier país. Los países que han crecido y se han desarrollado cuentan con sistemas financieros cónsonos con el tamaño de sus economías. En este sentido, existe un consenso casi unánime de la necesidad del financiamiento a las actividades productivas del país. Sobre todo, en un escenario donde el financiamiento externo es casi inexistente. En Venezuela ha crecido el crédito bancario. Sin embargo, se ubica en torno al 1% del PIB que es una cifra insuficiente y poco significativa, ya que en el pasado se ubicaba en torno al 25% del PIB. En tal contexto, es imperioso reducir el encaje que hoy impide el crédito productivo. Su reducción pudiera ser progresiva, lo que permitirá evaluar un amplio espectro del impacto de dicha flexibilización.

3.- Reducción y armonización de los impuestos municipales (3% ingreso bruto).

Al respecto, ya se aprobó un instrumento fiscal en este sentido. Dicha ley es bienvenida y es una mejora significativa. Ojala su implementación sea exitosa.

4.- Reducir IVA: 14%, 12% y 10% en 3 fases, de manera temporal.

Es usual reducir los impuestos, exonerarlos y/o eliminarlos en época de recesiones asociadas con la caída del consumo. Un ejemplo, reciente fueron las medidas adoptadas por 197 naciones a raíz del COVID. Allí, la protagonista en la recuperación fue la reducción o la exoneración impositiva. Esto facilitó la recuperación del consumo y de la actividad en la mayoría de los casos. Una reducción del IVA de manera temporal, en un escenario de una agresiva inflación, permitiría que los consumidores pudieran destinar estos recursos a la compra de bienes y servicios, lo cual compensaría la reducción de la tasa y de los ingresos fiscales con un mayor  consumo.

5.- Recortar IGTF a 1,5% y 0,5%. Eliminar su pago en operaciones menores a USD 500.

Hay un consenso casi unánime del daño que causó el Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras. Ante esto, una reducción de su alícuota y limitar el pago a las grandes operaciones, como su nombre los indica, tendría ventajas, reduciría su carácter regresivo y ayudaría al consumo.

6.- Exonerar 50% ISLR en IV trimestre de 2023 a las Pymes.

Otra medida temporal que resultaría positiva para estimular la actividad sería exonerar un porcentaje del Impuesto Sobre la Renta a las medianas y pequeñas empresas e incluso a las personas naturales. También se debería evaluar extender esta medida hasta inicios de 2024. Una vez se retome la senda de crecimiento, se eliminan las citadas exoneraciones.

7.- Aumentar transferencias con un Clap de productos nacionales.

Ante la precaria situación de un grupo vulnerable de la población, se puede considerar la entrega de productos de la cesta alimenticia elaborados en el país. Estos, además de apoyar al consumo de los más necesitados, ayudaría a la actividad productiva del país y al empleo.

*Economista, profesor de Macroeconomía en la Unimet. Especialización en Moneda e Instituciones Financieras, UCV. Diploma en Economía Avanzada. Universidad de Colorado, EE UU. Maestría en Economía. California, EE UU. Fue Jefe de la Mesa de Cambio del BCV.

Lea más contenido interesante y actual:

Banca y Negocios Somos uno de los principales portales de noticias en Venezuela para temas bancarios, económicos, financieros y de negocios, con más de 20 años en el mercado. Hemos sido y seguiremos siendo pioneros en la creación de contenidos, análisis inéditos e informes especiales. Nos hemos convertido en una fuente de referencia en el país y avanzamos paso a paso en América Latina.

Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter y Facebook

Comparte este artículo