Procuraduría Especial: sistema de distribución de gasolina busca privatización ilegal de Pdvsa

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Procuraduría Especial: sistema de distribución de gasolina busca privatización ilegal de Pdvsa



La Procuraduría Especial designada por la Asamblea Nacional de Venezuela emitió este viernes un comunicado en relación con el nuevo esquema de distribución y venta de combustible que anunció el Gobierno de Nicolás Maduro y que entró en vigencia el lunes 1° de junio.

El organismo calificó la implementación de este nuevo sistema como «un intento más» por privatizar de facto a la estatal Pdvsa y a sus empresas filiales mediante la cesión de sus activos a terceros, incluyendo al sector privado y gobiernos extranjeros.

El pasado 30 de mayo, Nicolás Maduro anunció nuevos precios de la gasolina, en un sistema de distribución mixto que comprende, por un lado, la venta de gasolina «subsidiada» a través del llamado sistema patria, con el combustible a cinco mil bolívares el litro (Bs. 5.000,00) y, por otra parte, la venta de gasolina solo en 200 establecimientos, a cincuenta centavos de dólar (US$0,50) el litro.

El Parlamento venezolano concluyó en Acuerdo de 31 de mayo de 2020 que dicho esquema es inconstitucional, toda vez que socava el acceso a la gasolina, todo ello, como resultado de la destrucción de la industria petrolera por los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

De acuerdo con el comunicado emitido por la Procuraduría Especial, las razones que determinan la inconstitucionalidad e ilegalidad de este sistema, son las siguientes:

El sistema de distribución se basa en subsidios indirectos que degeneran en tratos discriminatorios que socavan el acceso a la gasolina, en violación a los artículos 21 y 117 de la Constitución. Asimismo, este sistema se aparta de los principios de eficiencia y transparencia en el uso del patrimonio público, conforme a lo estipulado en el artículo 311 de la Constitución.

El suministro de gasolina por canales privados y, además, con precios en dólares, viola el régimen jurídico de los hidrocarburos (artículos 27, 57 y 58 de la Ley Orgánica de Hidrocarburos, y artículo 1 de la Ley Orgánica de reordenamiento del mercado interno de los combustibles líquidos). Además, en tanto este sistema avanza en el proceso de dolarización de facto, resulta violatorio al artículo 106 de la Ley del Banco Central de Venezuela.

El uso del sistema patria, además, forma parte de las graves violaciones de derechos humanos asociadas a los mecanismos de control social impuestos por el régimen de Nicolás Maduro en el medio de la emergencia humanitaria compleja, como concluyó el informe de la Secretaria General de la Organización de Estados Americanos y del panel de expertos internacionales independientes sobre la posible comisión de crímenes de lesa humanidad en Venezuela de 29 de mayo de 2018.

«Tal como advertimos en comunicado el pasado 7 de mayo, el nuevo plan de reorganización de Pdvsa y este nuevo sistema de distribución de la gasolina, no es más que un intento del régimen usurpador de Nicolás Maduro de conducir a una inconstitucional e ilegal privatización de facto de Pdvsa y sus empresas filiales, mediante la cesión de sus activos a terceros, incluyendo al sector privado y Gobiernos extranjeros, en clara y abierta violación de los controles constitucionales y legales aplicables», reza el texto.

Asimismo, el organismo señaló que es preciso implementar alternativas «transparentes y eficientes» de distribución de gasolina por medio de mecanismos de cooperación internacional, en el marco de los acuerdos indispensables para afrontar la emergencia humanitaria compleja, al tiempo que se reconstruye la capacidad del Estado y del sector privado para asumir las tareas asociadas a la producción e importación de gasolina, dentro del marco legal que solo la Asamblea Nacional puede dictar.

Te podría interesar también