spp_header_1
15/05/2024 12:27 PM

El presidente de Brasil toma una decisión radical y despide al CEO de Petrobras

El drama de los dividendos conmocionó a algunos inversores, que lo consideraron una señal de la creciente interferencia política en el principal país productor de petróleo de América Latina.

El presidente de Brasil toma una decisión radical y despide al CEO de Petrobras

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, ha despedido a Jean Paul Prates, el máximo dirigente de la petrolera estatal Petroleo Brasileiro SA, después de una intensa disputa sobre dividendos.

La inesperada decisión fue confirmada por personas familiarizadas con el asunto, que pidieron no ser identificadas al hablar de asuntos privados.

Petrobras, como se conoce comúnmente a la compañía, dijo en un comunicado a última hora del martes que se espera que Prates dimita oficialmente en una próxima reunión del consejo de administración. 

El presidente Lula planea nombrar a Magda Chambriard, ex directora del regulador de petróleo y gas de Brasil, para sustituir a Prates, según la información citada por Rigzone. Por su parte, Petrobras confirmó que el Ministerio de Energía la había propuesto como CEO. 

Tras el anuncio, las acciones de la compañía cayeron más de un 6% tras el cierre de las operaciones regulares en Nueva York.

La salida de Prates pone fin a la acalorada relación entre el Gobierno y las empresas estatales del país sudamericano y a meses de rumores que apuntaban a que sus días al frente de Petrobras estaban contados. 

Las tensiones se intensificaron a principios de este año, cuando el CEO se negó a alinearse con los miembros del consejo nombrados por el gobierno, que votaron a favor de retener el pago de dividendos extraordinarios a los accionistas que se habían acostumbrado a rendimientos constantes.

El presidente de Brasil toma una decisión radical y despide al CEO de Petrobras

Jean Paul Prates. Foto cortesía de Petrobras.

¿Qué consecuencias tendrá?

El despido puede agravar la preocupación de que Petrobras, con sede en Río de Janeiro, esté recibiendo cada vez más presiones del gobernante «Partido de los Trabajadores» para ayudar a reactivar la industria brasileña y crear empleo, a expensas de los accionistas.

El drama de los dividendos conmocionó a algunos inversores, que lo consideraron una señal de la creciente interferencia política en el principal país productor de petróleo de América Latina.

Tras semanas de debate, Petrobras aprobó finalmente devolver la mitad de su efectivo disponible a los inversores mediante un dividendo especial, como había propuesto inicialmente el consejo ejecutivo de Prates. El gobierno es el mayor accionista, y los dividendos han ayudado a paliar el déficit fiscal en una época caracterizada por el aumento del gasto.

Antes del anuncio oficial, Prates había comunicado al consejo de administración que Lula le había pedido que le devolviera su puesto. En un documento visto por Bloomberg, dijo que su misión había sido «prematuramente interrumpida», culpando a Alexandre Silveira, ministro de Energía y Minas, y a Rui Costa, jefe de gabinete de Lula, con quienes había discutido.

Prates, ex senador del partido de izquierdas de Lula y con experiencia en la industria petrolera, asumió el cargo en enero de 2023, poco después de que Lula reasumiera la presidencia. Petrobras había pasado por seis presidentes, incluidos algunos interinos, desde 2019 hasta el nombramiento de Prates.  

Bajo su liderazgo, Petrobras cambió de dirección, detuvo la venta de activos, protegió a los consumidores de las fuertes fluctuaciones en los precios mundiales del petróleo y destinó miles de millones de dólares a inversiones de transición energética.

La compañía aumentó recientemente el presupuesto para su plan de negocios a cinco años a 102.000 millones de dólares, su mayor plan de gastos desde 2015.

¿Quién lo sustituye?

Por su parte, Petrobras dijo que recibió una notificación del Ministerio de Energía a última hora del martes confirmando que iba a proponer a Magda Chambriard para sustituir a Prates.

La ingeniera comenzó su carrera en Petrobras en 1980, trabajando en la compañía durante 22 años, antes de pasar al regulador petrolero brasileño Agência Nacional de Petróleo, Gás natural e Biocombustíveis, conocido como ANP. Fue nombrada directora de la agencia por la expresidenta brasileña Dilma Rousseff en 2012 y ocupó el cargo hasta 2016. 

Al igual que Prates, Chambriard formó parte del equipo de transición energética de Lula en 2022. En aquel momento, ya había sido señalada como posible candidata a la cúpula de Petrobras. La ex titular de la ANP ha defendido la necesidad de que Brasil explore petróleo en nuevas áreas, como el Margen Ecuatorial y la Cuenca de Pelotas.

«El boom del presal ha terminado. Es hora de buscar nuevas fronteras, para que Brasil pueda seguir produciendo petróleo», declaró en una entrevista a Bloomberg en diciembre.

Chambriard también apoya una mayor inversión en el refinado nacional de petróleo y quiere que se procesen más materias primas en Brasil en lugar de exportarlas como materia prima.

Para Citigroup Inc., la salida de Prates supone un deterioro en la dirección de Petrobras, y la misión de Chambriard no será fácil. Ella «llega con la presión de cumplir el plan de inversiones y acelerar la expansión de capex de Petrobras» y esto puede resultar en menores pagos de dividendos, dijo.

Lea más contenido interesante y actual:

Banca y Negocios Somos uno de los principales portales de noticias en Venezuela para temas bancarios, económicos, financieros y de negocios, con más de 20 años en el mercado. Hemos sido y seguiremos siendo pioneros en la creación de contenidos, análisis inéditos e informes especiales. Nos hemos convertido en una fuente de referencia en el país y avanzamos paso a paso en América Latina.

Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter y Facebook

Comparte este artículo