Precios petroleros cierran a la baja por repunte de casos en China y EEUU

// EFE

Precios petroleros cierran a la baja por repunte de casos en China y EEUU



El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este miércoles con una bajada del 1,1%, hasta los 37,96 dólares el barril, mientras que el petróleo Brent para entrega en agosto terminó con una caída del 0,61% en el mercado de futuros de Londres y llegó a 40,71 dólares, en una jornada marcada por el temor a una segunda ola de COVID-19 tras el repunte de casos en China y Estados Unidos y el miedo a un exceso de oferta por los datos de los inventarios estadounidenses.

Los precios del petróleo de referencia en Estados Unidos bajaban después de que se conociesen los datos respecto a las reservas de crudo estadounidense, que subieron más de lo esperado por los analistas y despertó nuevas preocupaciones por un posible exceso de suministro combinado con una débil recuperación de la demanda.

En este sentido, el Instituto de Petróleo Estadounidense (API en inglés) informó ayer de que los inventarios de crudo de Estados Unidos aumentaron en 3,9 millones de barriles para la semana del 12 de junio mientras que los de gasolina aumentaron en 4,3 millones y los destilados tipo diésel en 919.000.

Estas preocupaciones en torno al exceso de oferta se calmaron relativamente tras saberse que la producción en Estados Unidos cayó en 600.000 barriles por día (bpd) para la pasada semana, hasta situarse en los 10,5 millones de bpd, su nivel más bajo desde marzo de 2018 y que en parte se debe al efecto de la tormenta tropical Cristóbal, que obligó al cierre temporal de un tercio de plataformas y pozos en el golfo de México.

En los últimos días, el precio del WTI ha oscilado entre ganancias y pérdidas en un momento en el que los operadores fijan su mirada en la próxima reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP+), que se celebrará mañana y en donde se discutirá el nivel de cumplimiento del histórico recorte vigente de 9,7 millones de barriles por día (bpd), que ha sido ampliado hasta julio.

«Se espera que los precios ronden los 40 dólares, con movimientos marginales hacia cualquier dirección para el resto de junio. Una disminución o aumento diario, si es marginal, no significa mucho en este momento y es solo el resultado de las fuerzas del mercado que intentan vender el miedo y comprar entusiasmo. Pero no esperamos otra cosa que un suave rebote constante entre el positivo y el negativo», dijo en una nota el analista de Rystad Energy Bjornar Tonhaugen.

En este contexto, los contratos de futuros de gasolina con vencimiento en julio sumaron algo menos de un centavo hasta los 1,21 dólares el galón, y los de gas natural, que expiran en julio, sumaron dos centavos hasta los 1,63 dólares por cada mil pies cúbicos.

Te podría interesar también