Precios petroleros bajaron a pesar que las reservas estratégicas de EEUU cayeron más de lo previsto

// Agencias

Precios petroleros bajaron a pesar que las reservas estratégicas de EEUU cayeron más de lo previsto


Estados Unidos anunció el jueves 18 de febrero que sus reservas de petróleo cayeron más de lo esperado por los inversores justo cuando una fuerte tormenta hizo subir el precio del barril.

Una ola de frío golpeó esta semana el sur del país, y perturbó la producción de oro negro al detenerse las faenas en algunos pozos. Cortes de electricidad y perturbaciones en el transporte de crudo también están en la lista de problemas.

En su informe semanal de inventario de petróleo, la EIA dijo el jueves que las reservas de crudo se situaban en 461,8 millones de barriles (MB) al 12 de febrero, o sea 7,3 MB menos que la semana anterior.

Los analistas encuestados por Bloomberg habían pronosticado una disminución promedio de 2,2 MB.

En Cushing, Oklahoma (centro sur), donde hay depósitos gigantes que almacenan petróleo WTI (West Texas Intermediate) que cotiza en Nueva York, las reservas cayeron 3 MB.

Por otro lado, las reservas de gasolina aumentaron levemente, en 700.000 barriles, un poco menos que el aumento de 1,5 MB esperado por los analistas.

Los inventarios de destilados (fuel oil y gas de calefacción), por su parte, cayeron 3,4 MB, más del doble de lo esperado.

La fuerte caída de los inventarios de crudo se debe principalmente al incremento de las exportaciones estadounidenses, que pasaron de 2.62 millones de barriles por día (mbd) a 3.86 mbd.

Las importaciones aumentaron muy levemente, alcanzando los 5,90 mbd contra los 5,86 mbd anteriores. Las refinerías funcionaron a un ritmo elevado, cercano al de la semana anterior, operando al 83,1% de su capacidad.

El ritmo de producción se ha desacelerado un poco con un promedio de 10,8 mbd, o 200.000 barriles por día menos que la semana anterior.

Por el lado de la demanda implícita, durante la semana pasada se entregaron a los estadounidenses 19,8 mbd de productos derivados del petróleo.

Esto es menor que al final de la primera semana de febrero y por debajo (-2,4%) del nivel alcanzado el año pasado en el mismo período.

Generalmente publicado los miércoles, el informe de la EIA vio postergada su publicación en un día debido al feriado bancario en Estados Unidos por el «Día del Presidente»

– El petróleo en sube y baja –

En leve caída antes de la publicación del informe, el precio del barril de WTI para abril borró sus pérdidas y se acercó al equilibrio alrededor de las 15H40 GMT, a 61,12 dólares, muy cerca del precio de cierre del miércoles, que con 61,14 fue un máximo en más de un año.

La situación en Texas, estado que es el pulmón energético de Estados Unidos al ser por lejos el mayor productor de petróleo crudo y gas natural del país, generó perturbaciones en el mercado del petróleo.

La «independencia» energética de Texas, tan destacable en otras situaciones, le juega en contra en momentos de crisis ya que su red está desconectada del resto del país, por lo que no puede importar energía.

Esta situación «aumenta la demanda de energía y al mismo tiempo perturba el abastecimiento», resumió el miércoles Stephen Innes, de Axi.

– Sin embargo, los precios caen –

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este jueves con una bajada del 1 % y se situó en 60,52 dólares, aunque se mantiene en niveles máximos en un año, afectado por la ola de frío en Texas.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en marzo restaron 0,62 dólares con respecto al cierre de ayer.

Los contratos de gasolina con vencimiento en marzo bajaron casi 2 centavos hasta 1,79 dólares el galón, y los de gas natural para entrega el mismo mes bajaron casi 14 centavos, hasta 3,08 dólares por cada mil pies cúbicos.

El petróleo de referencia en EE.UU. se mantiene en el nivel de los 60 dólares el barril por la paralización de unos dos millones de barriles diarios en el estado de mayor producción de crudo en EE.UU. mientras dura la tormenta invernal.

«¿Recuerdan cómo reaccionó el mercado cuando Arabia Saudita ofreció un recorte voluntario de 1 millón de barriles diarios? Bueno, dupliquen ese número y vean lo que ocurre. Es la misma reacción del mercado con EE.UU., sólo que el recorte no es voluntario», explicó el analista Artem Abramov, de Rystad Energy.

El sector energético en Texas sigue sin poder operar con normalidad por sexto día consecutivo y los analistas sostienen que podrían pasar semanas hasta que la producción se restablezca por completo.

Los inversores, por otra parte, están pendientes de noticias de Arabia Saudí, ya que se espera que anuncie un aumento de su suministro en la reunión de la OPEP y sus aliados el próximo mes, lo que presiona a la baja los precios, aunque de momento ha abogado por la «extrema cautela».

El precio del barril de petróleo Brent para entrega en abril terminó este jueves en el mercado de futuros de Londres en 63,90 dólares, un 0,68 % menos que al finalizar la sesión anterior.

El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, concluyó la jornada en el International Exchange Futures con un descenso de 0,44 dólares respecto a la última negociación, cuando cerró en 64,34 dólares.

Tras varias jornadas con la cotización del Brent al alza, los inversores recogieron hoy beneficios en el mercado del petróleo.

Un descenso mayor de lo esperado de las reservas de Estados Unidos contribuyó a contrarrestar la caída del precio en el último tramo de la sesión.

Te podría interesar también