Precios del petróleo abren con descenso ante alza de casos de COVID-19

// EFE

Precios del petróleo abren con descenso ante alza de casos de COVID-19



El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este lunes la semana con una bajada del 2,69 %, hasta 38,78 dólares el barril, por los temores a que la segunda ola de la pandemia de la covid-19 afecte a la demanda y por el aumento de la producción en Libia.

A las 09.05 hora local (13.05 GMT), los contratos futuros del WTI para entrega en diciembre restaba 1,07 dólares respecto a la sesión previa del viernes.

El precio del crudo de referencia estadounidense se resentía del aumento de casos de la covid-19 en todo el mundo, la reimposición de restricciones en países de Europa y el aumento de la producción de petróleo en Libia.

Por su parte, el precio del barril de petróleo Brent para entrega en diciembre bajaba este lunes casi un 3 % en el mercado de Londres hasta 40,69 dólares, igualmente ante la inquietud por el alza de casos de covid-19 en EE.UU. y Europa, según los expertos.

El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, concluyó el viernes en el International Exchange Futures con un descenso del 1,65 % hasta los 41,77 dólares.

Esta mañana, el oro negro retrocedía en el mercado de futuros de la capital británica un 2,58 % hasta 40,69 dólares.

Estados Unidos ha marcado un nuevo máximo de contagiados diarios rozando los 70.000 y países como España e Italia han comenzado nuevas medidas restrictivas que podrían afectar a los desplazamientos por carretera y, por tanto, al consumo de gasolina.

Para el jefe de mercados de la firma Rystad Energy, Bjornar Tonhaugen, hoy es un «día negro» para los mercados de petróleo.

«Los inversores finalmente están valorando la segunda ola de covid-19, ya que las infecciones de la pandemia rompen récords diarios en muchos países de todo el mundo», dijo Tonhaugen.

El experto considera que una eventual vacuna, esperada para principios del próximo año, «no salvará la demanda de petróleo en el corto plazo y el mercado está cada vez más preocupado».

Además, opina que el estancamiento de las negociaciones en EE.UU. para la aprobación de un nuevo estímulo fiscal «tampoco está ayudando».

Por otra parte, Libia continúa su avance para recuperar su producción y aumentarla hasta el millón de barriles diarios a principios del mes de diciembre y hoy la Compañía Nacional de Petróleo de Libia (NOC) anunció el levantamiento del «estado de «fuerza mayor» en el yacimiento de Al Fil, el segundo en importancia en el oeste de país.

Esta medida se suma a las similiares tomadas la semana pasada en los puertos petroleros de Sidra y Ras Lanuf, los más importantes del golfo de Sirte, corazón de la industria petrolera libia.

Te podría interesar también